Fine Gael y Laboristas planean negociaciones sobre un cadáver

2 de marzo de 2011

2 de marzo de 2011 — El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, dijo hoy que las negociaciones frenéticas entre el Fine Gael y el Partido Laborista para formar una coalición de gobierno, "nos parece a nosotros que lo que va a resultar, sin importar quien forme el gobierno, es la instrumentación del presupuesto del Fianna Fail".

"Estos partidos están comprometidos ambos con la continuación de lo que nosotros pensamos son políticas muy, muy malas". El mandato que recibió en las pasadas elecciones el Sinn Fein, es encabezar la oposición en el Dail (parlamento) y en la nación, en contra de la venta del pueblo irlandés.

Los comentarios de Adams se produjeron mientras se reunían por segunda ocasión este martes el primer ministro designado (Taoiseach, como se conoce en Irlanda) Edna Kenny, y Eamon Gilmore por el partido laborista, en donde ambos bandos acordaron concretar sus planes de coalición para este fin de semana.

¿Cuál es la prisa? Pues la presión de la "realeza financiera" por supuesto.

Los dos partidos forman una alianza de personas incompatibles, contrarias casi en todo, desde los recortes en el sector público hasta qué hacer con la deuda bancaria de los accionistas. Y como lo informamos el lunes, Jimmy Kelly, el secretario regional de Unite, uno de los cuatros sindicatos que conforman el Partido Laborista, le advirtió a los laboristas en contra de formar una coalición de gobierno con el Fine Gael.

Como destaca un amigo irlandés, necesitan un acuerdo rápido, ya que Irlanda enfrenta una serie de obstáculos desafiantes vinculados a los multimilmillonarios préstamos de rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de Europa. Antes de que los dos partidos puedan llegar a un acuerdo, éste lo tiene que aprobar un consejo especial de delegados del Laborista este domingo. Ese consejo está compuesto por cientos de miembros de las seccionales del partido.

Enda Kenny tiene programado viajar a Helsinki el viernes para reunirse con el Partido Popular Europeo, al que está afiliado Fine Gael, en tanto que Eamon Gilmore se reunirá por separado el viernes con sus colegas europeos de tendencias de izquierda.

Dos prestantes personajes advirtieron en contra de esta precipitación en busca de la estabilidad. Pearse Doherty, el Sinn Fein dijo esta mañana en el noticieron RTE: "En las próximas semanas va a quedar claro que el acuerdo con la Unión Europea y el FMI no va a ser suficiente para encarar los problemas financieros de Irlanda". Y Fintan O'Toole tiene un artículo en la página editorial del Irish Times en donde dice: "En una crisis, es imposible la estabilidad sin una transformación revolucionaria".