La huelga de masas se agita por toda Finlandia; podría acabar con la "Euro" granja de esclavos

21 de abril de 2011

18 de abril de 2011 — En las elecciones nacionales finlandesas celebradas el 17 de abril, el partido True Finns, que se opone a los rescates promovidos por el Banco Central Europeo (BCE) y la Unión Europea (UE) —para rescatar a los bancos del Grupo Inter-Alfa— sorprendió al mundo y a ellos mismos, al recibir un respaldo masivo de la población, surgiendo como el segundo partido más grande, luego de ser un oscuro partido pequeño, a solo décimas de un punto porcentual de convertirse en el principal partido de Finlandia.

Según los últimos resultados electorales, con el 91% de los votos contabilizados, el True Finns obtuvo 19.4% de la votación, casi empatando con el partido National Coalition, que terminó en primer lugar con 20.0% del voto.

El meollo de las elecciones es un rasgo característico del parlamento finlandés, por el cual sus miembros pueden votar sobre la aprobación del rescate propuesto para Portugal, que la UE y el BCE están presionando para que se apruebe. Si el True Finns y otros partidos, en respuesta al auge de huelga de masas en la población, votan en contra del rescate, entonces todo el rescate se viene abajo dado que los nuevos préstamos de rescate tienen que ser aprobados unánimemente por todos los miembros de la UE.

Este es el tercer golpe certero que reciben las granjas "Euro" de trabajo esclavo por parte de fuerzas aparentemente "marginales" en los dos últimos meses. En las elecciones de Irlanda del 27 de febrero, el Sinn Fein que hizo campaña para quemar a los tenedores de bonos, se ganó la voluntad popular y fue catapultado de 5 representantes a 14 en la Dail (Cámara de Representantes), con una postura moral fuertemente fortalecida. En el referéndum del 11 de abril en Islandia sobre si el gobierno de Islandia debería pagar préstamos con garantías prendarias para rescatar a los bancos de Gran Bretaña y de Holanda, a pesar de las 'predicciones' de que se aprobaría el referéndum, la población voto en contra 60 vs 40. Ahora se produce el voto finlandés. Este es el proceso de la huelga de masas en marcha, derrocando a las autoridades establecidas y trascendiendo los partidos políticos.

El presidente del True Finns, Timo Soini, le dijo a Source del 14 de abril: "No soy una mala persona. Solo estoy diciendo que los rescates de estos países no van a funcionar. Esta es la razón de por qué no quiero echar dinero a la basura. Tal y como está, no es una forma segura de hacerlo. No funciona".

Previamente, el True Finns solo había obtenido el 4% de la votación y solo 6 curules en el parlamento finlandés. Ahora se proyecta que va a recibir 39 curules. Es más, el Financial Times, el vocero de Londres, en un artículo del 17 de abril anterior a las elecciones expresó sus temores públicamente de que el Partido Social Demócrata de Finlandia, que había estado perdiendo terreno electoral frente al True Finns, "ha alterado su mensaje para que se parezca más al de True Finns". El FT destaca que esto podría "bloquear la aprobación finlandesa de los rescates de la UE" lo cual sería un golpe mortal a los bancos del grupo Inter Alfa.

Esta huelga de masas convierte la aprobación de la Glass-Steagall en Estados Unidos en un asunto central y frontal.