Angelides presenta su informe a la Comisión Bancaria del Senado

12 de may de 2011

12 de mayo de 2011 — Phill Angelides, presidente de la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera (FCIC, por sus siglas en inglés), trajo algo de realidad ayer a la Comisión Bancaria del Senado, cuando finalmente hizo su presentación, obligatoria por ley, sobre el informe de la FCIC. Indicativo de la fantasía que domina en el Congreso fue el hecho de que solo asistieron 7 de los 22 miembros de la Comisión, 5 demócratas y 2 republicanos.

La presentación inicial de Angelides destacó las conclusiones principales del informe, dejando en claro implícitamente que la población estadounidense todavía sufre, a pesar de los "billones de dólares de los contribuyentes" que se le han inyectado "al sistema y a las compañías privadas". Señaló que le habían pedido que comentara sobre la reforma financiera Dodd-Frank, y le dio su apoyo.

Después de Angelides habló el republicano de mayor rango en la comisión, el senador Richard Shelby, quien leyó una declaración dura sobre dos puntos: uno, el Congreso debió de haber establecido una nueva Comisión Pecora, que el promovió, la que llevó a la creación de la Ley Bancaria de 1933, la FDIC, la SEC y la Ley de Valores de 1933; y dos, el Congreso debió haberse esperado al informe antes de apresurarse a pasar la Dodd-Frank, sin aprovechar los hallazgos del informe.

Las preguntas y respuestas que siguieron fueron desde discusiones formales sobre la Dodd-Frank, pasando por Fannie y Freddie, hasta los derivados financieros y las regulaciones en general, hasta el papel de las finanzas versus las manufacturas en la economía. En general, no hubo rencores partidistas, en donde Shelby y Angelides estuvieron de acuerdo en la necesidad de que los fiscales le pusieran atención al informe. Angelides y Wicker (Republicano, Miss.), estuvieron de acuerdo en la necesidad de actuar sobre las agencias calificadoras, y Angelides y Shelby estuvieron de acuerdo en la atrocidad que significa el modelo Fannie/Freddie (compañías manejadas para obtener ganancias privadas, a costa de los contribuyentes).

Es de particular importancia lo que dijo Angelides, en respuesta al senador demócrata de Ohio, Sherrod Brown, sobre el declive de las manufacturas, que el también estaba pasmado ante el hecho de que las finanzas están actuando ahora como los "amos" de la economía, no su sirviente. Dijo: [tomado de la transcripción

"Pero yo diré lo siguiente: la tragedia más grande de la última década y media es que usamos toda esa inversión extranjera, todo ese dinero barato para crear $13 billones de valores hipotecarios falsos, no para crear empleos y empresas en este país".

"Y yo realmente creo en el fondo de mi corazón que ese es nuestro desafío más persistente hoy".

"Y cuando hablamos sobre el déficit, no se puede ignorar el hecho de que entre mediados del 2000 y después de la crisis, el déficit federal se infló en cerca de un billón de dólares. Cuando se considera la disminución en los ingresos del erario y las medidas que se han adoptado sobre bases bipartidistas —dejandoo de lado el estímulo del cual ha habido debates— dos tercios de ese billón en déficit se deben a esta crisis financiera.

"Así que yo creo que en este punto esto es el meollo del problema".

Hubo una discusión sustancial sobre la necesidad de regular los derivados, encabezada por el senador Merkley (demócrata de Oregon), aunque no hizo referencias a las últimas acciones de Geithner. No se mencionó la Glass-Steagall, excepto de manera indirecta en la presentación inicial de Shelby.

Cuatro de los demócratas y un republicano recibieron del representante de EIR y LPAC presente, copias de la carta de la representante Kaptur a sus colegas, su proyecto de ley para reinstituir la Glass-Steagall y un artículo reciente de la EIR atacando a Geithner.