La etapa Bertrand Russell de Schellnhuber

13 de may de 2011

13 de mayo de 2011 — En la Conferencia sobre el Clima de Copenhague de marzo del 2009, Hans Joachim "John" Schellnhuber, autor del Plan Maestro de la WBGU para negarle a la humanidad el abasto de energía nuclear y de los hidrocarburos, hizo una amenaza alarmante, cuando afirmó que si no se llevaba a cabo su plan, para evitar que la temperatura se elevara en 8 grados Fahrenheit, sus modelos de computadora habían probado cabalmente que la capacidad de carga de la Tierra podría sustentar a una población de solo mil millones. La solución de Schellnhuber, una dictadura verde global, repite la misma lógica brutal que manifestaba su tan admirado Bertrand Russell en su infame artículo en el Bulletin of Atomic Scientists de octubre de 1946, en donde hace un llamado para prepararse para una guerra nuclear en contra de la Unión Soviética si ésta no aceptaba el gobierno mundial. Solo semanas después de su amenaza, luego de haberse reunido en abril del 2009 con el príncipe Carlos en su Instituto Potsdam, Schellnhuber inauguró a fines de mayo el Simposio del Premio Nobel sobre Sustentabilidad Global, patrocinado por el príncipe de Gales, príncipe Carlos, en su Palacio de St. James.

El comunicado de prensa del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (conocido por el acrónimo PIK) de Schellnhuber, sobre el inicio del evento de Londres del príncipe Carlos, decidió citar al dirigente del PIK proclamando orgullosamente que veía su trabajo en la tradición de la obra de Bertrand Russell para enfrentarse a la carrera armamentista de entonces. La labor de Russell llevó a la creación de las Conferencias Pugwash que enfrascaron a Estados Unidos y a la Unión Soviética en un juego mortal de lo que se llegó a conocer como la Destrucción Mutuamente Asegurada (frase sacada del acrónimo en inglés, MAD, que significa loco). Solo el terror nuclear, el miedo sicológico a la guerra nuclear y el sometimiento, podría garantizar la paz.

La versión inicial de esta "estrategia de paz" de Bertrand Russel había quedado clara en ese infame artículo del Bulletin of Atomic Scientists (BAS) de 1946. Russell era tan devoto del mandato imperial británico, en la tradición de la Roma imperial, que después de la II Guerra Mundial propuso repetidamente una guerra nuclear preventiva para forzar a la Unión Soviética a que se sometiera a un gobierno mundial. En ese artículo del BAS, Russell afirmó: "Si Rusia aceptara voluntariamente, todo estaría bien. Si no, será necesario ejercer presión, incluso al grado de arriesgar una guerra...". Y por supuesto, como queda claro en la lógica brutal y cínica de su artículo, el se refería a una guerra nuclear preventiva en contra de la URSS, dado que entonces EU todavía tenía el monopolio de las bombas nucleares.

No hay contradicción entre el llamado de Russell de 1955, admirado por Schellnhuber, y su escalofriante plan de 1946 sobre los preparativos para una guerra nuclear para crear un gobierno mundial: "Si la bomba atómica sacude a las naciones para a que acepten un sistema que vuelva imposible las grandes guerras, habrá sido uno de las mayores bendiciones que nos haya conferido la ciencia en la historia". El título del discurso de Schellnhuber en Copenhague en marzo de 2009 fue precisamente MAD. Aunque se dijo que esas siglas correspondían a 'Mitigation + Adaption + Development' (Alivio, Adaptación, Desarrollo), claramente su intención era apelar al terror del MAD de Pugwash de Russell, y hasta inició su discurso con una discusión sobre las probabilidades estadísticas de ¡morir jugando a la ruleta rusa!

Al igual que el belicista imperialista Bertrand Russell, Schellnhuber quiere aterrorizar a la humanidad para imponer la supresión imperial de las tecnologías de energía que se necesitan para el progreso humano. [Para quien le interese leer el artículo de Russell, en inglés, lo puede encontrar en books.google.com, buscando "atomic bomb and the prevention of war" Russell 1946. Generalmente sal en el tercero de la lista].

No es mera coincidencia que el alter ego de Schellnhuber, el asesor "científico" de Obama, John Holdren, también se identifique íntimamente con la tradición de Russell. Muy apropiadamente, tiene una larga historia de participación en las Conferencias Pugwash sobre Ciencia y Temas Mundiales, el invento del genocida Russell para el gobierno mundial. En efecto, en calidad de presidente del comité ejecutivo de Pugwash, Holdren recibió un Premio Nobel en su honor en 1995.