En medio de la destrucción meteorológica, Obama cierra laboratorios espaciales

27 de may de 2011

25 de mayo de 2011 — Durante más de un año, la Casa Blanca de Obama ha estado librando una guerra en contra de las capacidades para observar la Tierra desde el espacio así como la exploración espaciales misma de EU, incluyendo la posible colaboración con otras naciones con programas espaciales. Ahora, cuando las inclemencias meteorológicas destructivas azotan a las regiones productoras de alimentos más productivas del mundo —por causas ligadas a las de los terremotos de gran magnitud en el Cinturón de Fuego— el gobierno de Obama ha reducido algunos satélites de observación ya en el espacio, y pospuesto o cancelado otros más.

En el período reciente se han perdido tres grupos de satélites para observar el Sol, el viento solar, y la actividad precursora de terremotos, debido al recorte del presupuesto para el año fiscal 2011 —y ahora otra vez para el año fiscal 2012— de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por siglas en inglés) y de la NASA. Estos son: GOES 11 para el 28 de febrero, cuando se dejó de recabar su información; DESDynl, que no llegó a lanzarse; y el franco-americano Demeter, eliminado en diciembre de 2010 luego de haber detectado realmente actividad precursora reconocible del terremoto de Haití de febrero de 2010.

La OMB (Oficina de Administración y Presupuesto) de la Casa Blanca, en el mensaje sobre el presupuesto para el año fiscal 2012, le dijo a la NASA que "difiriera" indefinidamente también, la constelación de cuatro satélites del Observatorio Meteorológico sobre Radiación Absoluta y Refractividad (CLARREO por siglas en inglés). Estaba diseñado para la recolección de datos extremadamente precisos sobre la interacción de la radiación solar con la tierra.

Más allá de esto, se sacó totalmente del presupuesto para el año fiscal 2012 el financiamiento para el Sistema Conjunto de Satélites Polares (JPSS por siglas en inglés), con "consecuencias muy serias sobre nuestra capacidad de poder advertir sobre tormentas severas, pronósticos meteorológicos de largo plazo, investigación y rescate y buenos pronósticos climáticos" para las regiones polares, según el testimonio del administrador de NOAA. Lyndon LaRouche advirtió " mientras Obama sea Presidente, nunca se va a lanzar el JPSS".