Los manifestantes crecen a 100,000 en Atenas en contra de la brutalidad del FMI y la Unión Europea

31 de may de 2011

31 de mayo de 2011 — Mientras que en España los jóvenes votaron a favor de prolongar su campamento en Madrid y otras ciudades, las manifestaciones de la juventud griega que empezaron el 25 de mayo, no solo han continuado día con día sino que se han expandido dramáticamente, con entre 50,000 y 100,000 manifestantes presentes ayer en la Plaza Syntagma de Atenas. A los jóvenes se les han unido ahora familias enteras, pensionados y estudiantes de diversos niveles acompañados por sus maestros.

Hubo manifestaciones en otras ciudades de Grecia así como también en las capitales de otros países miembros de la UE. Hasta la Iglesia Ortodoxa Griega empezó a apoyar a los manifestantes, en donde el obispo conservador Anthimos de Thessaloniki anunció su apoyo a las manifestaciones. Las pancartas tenían consignas como "Debemos tomar responsabilidad por nuestras propias vidas", en tanto que gritaban consignas como "¡Ladrones! ¡Ladrones!", al tiempo que señalaban el edificio del parlamento. La agencia de noticias Reuters cita a una mujer de 57 años, que explicó que "la gente estaba indignada, pero necesitaban sentirse motivados para expresarse. El pueblo español [y su movimiento de los "Indignados"] nos dio la motivación que necesitábamos. Ya no estamos dormidos, estamos despiertos. El FMI debe irse. Existen soluciones sin ellos".

Esa mujer se refiere al hecho de que una de las pancartas gigantes que tenían en Madrid, decía "Silencio, que los griegos están durmiendo!" Ahora los jóvenes griegos llevaron una pancarta enorme frente a la embajada de España, que decía "¡Estamos despiertos! ¿Que hora es? ¡Ya es hora de que se vayan!" señalando a los miembros de la "troika" del FMI, el Banco Central Europeo y la Unión Europea.

Ahora los griegos están hacienda pancartas para los franceses y los italianos que dicen respectivamente: "Silence! Les Français dorment! Ils revent de '68, silence!" (Silencio, los franceses están durmienod. Están soñando con el 68. Shhh) y en italiano, "Zitti che svegliamo gli Italiani..." (Silencio, que despertamos a los italianos).