Obama se prepara a matar estadounidenses

13 de julio de 2011

13 de Julio de 2011 — Circulan informes en el sentido de que una de las propuestas de Obama para recortar billones de dólares del presupuesto federal estadounidense, consiste en elevar la edad elegible para ser atendido en el Medicare, el programa de atención médica gubernamental para los mayores de 65 años, que ahora sería hasta los 67 años. Esto significaría que aproximadamente a 7 millones de estadounidense se les negará la cobertura de Medicare cuando se inicie el programa paulatinamente después de 2013.

Esta no es más que una de las ofertas de Obama para exterminar porciones de la población estadounidense a nombre de Wall Street y de Londres. Mientras Obama y los republicanos están jugando al juego engañoso de "recortes contra impuestos", los republicanos han abandonado las negociaciones en repetidas ocasiones, dejando a Obama a que exponga su plan para destruir el bienestar general sin siquiera consultar a la dirección demócrata del Congreso.

La Fundación Kaiser estima que elevando la elegibilidad de Medicare a 67 años, también le costaría aproximadamente $5,600 millones del bolsillo de la población estadounidense. Además de los costos para quienes perderían Medicare directamente, las tasas para los que son menores de 65 subirían, porque serian añadidos al grupo de los nuevos "intercambios" creados por el plan de salud de Obama, y las tasas de Medicare Plan B para los mayores de 67 años subirían por la misma razón. Los costos para los empleados subirían cerca de $4,500 millones, y los costos para los estados subirían cerca de $1000 millones, sin importar que estén enfrentando la bancarrota. Los "ahorros" federales (es decir, el dinero ensangrentado) serían supuestamente cerca de $124,000 millones de dólares en 7 años, tan solo $18,000 millones por año en promedio.

¿Vale la pena matar ciudadanos estadounidense para intentar liquidar una deuda ilegitima de apuestas de un imperio?

Ahora, más que nunca, es ¡Glass-Steagall, o muerte!