El alcalde Bloomberg desata el "infierno financiero" contra la ciudad de Nueva York

18 de julio de 2011

18 de julio de 2011 — Con el alcalde multimillonario Michael Bloomberg, la ciudad de Nueva York se está convirtiendo rápidamente en el modelo de la pesadilla fascista que se planea para todos los Estados Unidos, en donde se saquea hasta los huesos a la gente común, en tanto que se protege a los parásitos financieros.

La ciudad de Nueva York "ha desatado su último infierno financiero" en contra de los restaurantes locales y otros negocios, según el New York Post, que señala además que el gobierno de Bloomberg proyecta recabar casi $900 millones de dólares en tarifas y multas este año, la mayoría provenientes de pequeños negocios. Un restaurante recientemente fue multado con $600 porque el agua acumulada de la lluvia en su estacionamiento desembocó en un drenaje de la ciudad. El propietario dijo: "Los funcionarios regresan a inspeccionar cada dos meses, y nos está costando cientos y hasta $2,000 cada visita. Tienen que encontrar algo mal en el lugar. Si no lo hacen, sus supervisores vienen y te dan una multa por lo que sea".

En otras partes de Nueva York, Wall Street se orina donde le da la gana encima de todos y se salen con la suya, con drenaje o sin drenaje.