Grupo de promotores plantea: Adopten la visión de FDR de que la vivienda es un derecho humano

20 de julio de 2011

20 de julio de 2011 — Estados Unidos pasa por una crisis en la vivienda en un nivel "no visto desde la Gran Depresión", con 2.5 a 3.5 millones de hombres, mujeres y niños que no tienen techo desde hace un año, incluyendo 1.35 millones de niños y mas de un millón de gente que trabaja pero no le alcanza para tener una vivienda. En el último año, las familias sin techo aumentó en un 9% en las ciudades de EU, el porcentaje de gente que vive con amigos o parientes brincó a un 12%, más de 6 millones en el 2008, con cerca de un millón de niños en edad escolar que no tienen techo.

Esta realidad fue el telón de fondo para seminarios en línea para activistas y promotores, organizado por Centro Nacional de Derecho sobre Carencia de Vivienda y Pobreza (NLCHP, por sus siglas en inglés) que acaba de publicar un informe de 100 páginas el mes pasado. En formato de boleta de calificaciones, el NLCHP dio las peores calificaciones en muchas áreas que tienen que ver con la falta de vivienda, incluyendo un 'F' por criminalizar la falta de vivienda, con leyes en contra de sentarse, dormir o mendigar en áreas públicas; una 'D' por disponibilidad de infraestructura para casas, y una 'D+' por la crisis de embargos hipotecarios, con el rescate de bancos incluido. Ellos "recomiendan" una inversión de al menos mil millones de dólares por año para hogares, ayuda para el alquiler y recursos de realojamiento.

El NLCHP acude a los antecedentes correctos y precisos: Franklin Delano Roosevelt y sus "Cuatro Libertades", incluyendo la necesidad de liberarse de la indigencia. Aunque ellos no la mencionaron, el la carta de los Derechos Económicos de 1944 que emitió FDR, declara "El derecho de cada familia a tener un hogar decente". Ellos si señalan que en 1948, EU bajo la guía de Eleanor Roosevelt, "condujeron al mundo a dar forma a la Declaración Universal de Derechos Humanos", en la ONU, la cual incluye "el derecho a la vivienda". Sin embargo, en 1949, la Ley Federal de Vivienda de Truman redujo ese "derecho" a una "meta".

Este eco de FDR es parte de la resonancia de la Glass-Steagall, la cual se debe imponer ya para sentar las bases para hacer realidad esas metas.