Se le niega tratamiento a niños bajo Medicaid. La primera cuestión es el dinero

1 de agosto de 2011

1 de Agosto de 2011 — A más del 66% de los niños que pertenecen al Medicaid [el servicio gubernamental de atención médica para la población de menores ingresos] en el Condado de Cook, de Illinois, les negaron las citas con doctores por padecimientos graves, desde huesos rotos hasta asma, diabetes, fuertes erupciones en la piel y depresión, según reporta un estudio publicado en el New England Journal of Medicine del 16 de junio. Hay cerca de 40 millones de niños estadounidenses asegurados por Medicaid. Para el estudio, los investigadores bajo la dirección de la doctora Karin Rhodes, una especialista en medicina de urgencias de la Universidad de Pennsylvania, se hicieron pasar por padres de niños con problemas de salud graves tratando de conseguir una cita con un especialista; los investigadores encontraron que en total, los especialistas se negaron a dar consulta al 66% de los niños afiliados a Medicaid, contra solo un 11% de los que tenían seguro privado, aun cuando los especialistas supuestamente aceptaban seguro público. Medicaid paga cerca de $100 por visita en Illinois; los seguros privados $160, y por esto, los consultorios médicos niegan atención a niños hasta de 9 meses de edad. Los ortopedistas fueron los más propensos a negar atención, los psiquiatras los que menos negaron.

"La gente debe de estar muy preocupada", dijo Rhodes. "Yo trabajo en una sala de emergencias... donde ves las consecuencias a largo plazo de gente que no recibió la atención que necesitaba".

Este estudio, y uno relacionado al acceso al cuidado dental, fue financiado por el Departamento de Salud y Servicios Familiares de Illinois, en repuesta a una demanda alegando que los niños con Medicaid en el Condado de Cook, el segundo condado mas poblado de los Estados Unidos, no tenían el mismo acceso a cuidados primarios. Los resultados confirman esta brutal realidad.

Los investigadores le dijeron a los consultorios médicos que sus hijos tenían severas erupciones en la piel, diabetes, depresión severa, o un posible brazo roto. Aun cuando conseguían una cita, cerca de 89 clínicas que aceptaban ambos tipos de seguros, hacían esperar a los niños con Medicaid un promedio de 42 días para su cita, contra 20 días de los seguros privados. Aproximadamente la mitad de las clínicas preguntaban sobre el seguro antes de decir cuando había una cita disponible. Cuando los investigadores hablaban de que su hijo tenía un seguro público, a menudo les decían que Medicaid era la razón de que se les hubiera negado la cita.

A finales de junio, la administración de Obama anunció que cancelaría un estudio nacional similar acerca de la negación a la atención de la salud. "Hemos determinado que ahora no es el momento de avanzar con este proyecto de investigación", dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos el 28 de junio. Los investigadores planeaban llamar a las oficinas de 4,185 doctores en cada uno de estos nueve estados: Florida, Hawai, Massachussets, Minnesota, Nuevo México, Carolina del Norte, Tennessee, Texas y Virginia Occidental, para probar si los pacientes con seguro público conseguirían citas. El estudio fue cancelado debido a objeciones políticas hechas por doctores y republicanos en el Congreso, reportó el diario The York Times.