Se consuma el golpe hitleriano de Obama

3 de agosto de 2011

2 de agosto de 2011 – El acuerdo nazi de Obama sobre endeudamiento se consumó hoy, al promulgarse como ley. El Senado aprobó el proyecto por 74 votos contra 26, en donde 28 republicanos, 45 demócratas y 1 independiente (Lieberman) votaron a favor de la propuesta, en tanto que 19 republicanos, 6 demócratas y 1 independiente (Sanders) votaron en contra. Ayer la mitad de los demócratas de la Cámara de Representantes votaron en contra del proyecto de golpe presupuestario de Obama, y fueron respaldados por 66 republicanos. Tres demócratas no votaron.

El gobierno de Obama tuvo que desplegar al vicepresidente Biden a la reunión de la Junta Demócrata, donde se pasó dos horas y media, y todavía se tuvo que reunir otro rato más en privado con Nancy Pelosi, jefa de la fracción demócrata, y que para entonces era la única miembro de la dirigencia de la Cámara que durante el día no había comprometido su voto. Para cuando fue sometida, y llegó a informar del hecho al pleno de la Cámara, lo único que pudo decir fue que el proyecto "puede que sea un sándwich del diablo, pero lo voy a respaldar absolutamente". Sin embargo, no exigió a los demás que se le uniesen.

Observadores de la actividad en el pleno de la Cámara, señalaron que ocurrió un punto de inflexión en la votación por el proyecto hitleriano cuando el gobierno trajo cínicamente a la representante de Arizona, Gabriele Giffords, para que votar a favor, a pesar de estar todavía en un proceso de recuperación del atentado que sufrió.