Lo que mostraron los reportes Angelides y Levin-Coburn sobre las agencias calificadoras

5 de agosto de 2011

4 de agosto de 2011 — De la misma manera que las agencias calificadoras están sirviendo ahora a sus amos en Londres y Wall Street para imponer una dictadura sobre Estados Unidos bajo Obama, así también fueron parte central en la creación de la burbuja especulativa y el crac consecuente, bajo G.W. Bush y Tony Blair. Tal y como lo reportan los informes Angelides y Levin-Coburn (de los comités que investigaron la crisis financiera en la Cámara de Representantes y en el Senado respectivamente):

Los bancos les pagaron a las agencias calificadoras a cambio de calificaciones sobre los títulos respaldados en hipotecas (llamados MBS por sus siglas en inglés) y las obligaciones de deuda con garantía prendaria (los llamados CDO, que empaquetaron a los MBS). Por lo tanto, "las agencias calificadoras ablandaron sus normas en la medida en que cada una competía con las demás para dar las calificaciones más favorables para ganarse el negocio y tener una mayor participación en el mercado. El resultado fue una carrera al fondo" [Angelides]

Moody's y S&P emitieron calificaciones AAA por decenas de miles de MBS y CDOs durante los 2000, en tanto que sus ganancias se iban hasta las nubes. Por ejemplo "Moody's calificó 230 acuerdos en el 2004, 363 en el 2005, 749 en el 2006, y 717 en el 2007... Los ingresos reportados de Moody's de los productos estructurados crecieron de $199 millones en el 2000, o un 33% del ingreso de Moody's, a $887 millones en el 2006, o un 44% de su ingreso". [Levin]

Cuando estos derivados dieron muestras de colapso en el 2006, las agencias les siguieron dando calificaciones AAA durante seis meses más. Luego, en julio del 2007, cuando golpeó el desplome, súbitamente soltaron la guillotina sobre la mayoría, forzando a muchos bancos, fondos de pensiones, y otros a deshacerse de sus portafolios vendiéndolos en el mercado con graves pérdidas, porque la ley requería que solo poseyeran valores con calificación AAA. (El gobierno intervino entonces para recoger la chatarra, como garantía prendaria, a cambio de dinero real, a un 100% de su valor nominal)

"Los analistas han determinado que más del 90% de las calificaciones AAA otorgadas a los valores de alto riesgo MBS originados en el 2006 y 2007 fueron después degradados por las agencias de calificación crediticia al nivel chatarra". [Angelides]