Moody's y S&P degradados; autoridades de Italia allanan sus oficinas en Milán

5 de agosto de 2011

5 de agosto de 2011 — Menos de 24 horas después de que LaRouche PAC dio a conocer con urgencia el mensaje de Lyndon LaRouche: "¡Hay que aplastar a Moody's!", fiscales italianos llevaron a cabo allanamientos en contra de las oficinas tanto de Moody's como de S&P en Milán (el centro financiero de Italia), apoderándose de muchos documentos. Los allanamientos del miércoles, con base en una investigación iniciada en mayo, se anunciaron el jueves, en el momento en que el mercado de valores italiano se estrellaba junto con todos los demás de Europa y Estados Unidos.

El fiscal en jefe, Carlo Maria Capistro, dijo que la investigación se había iniciado varios meses atrás, debido a quejas de "grupos de consumidores" sobre las fluctuaciones "anómalas" en los precios de las acciones italianas. La medida tiene el objetivo de "verificar si estas agencias respetan las regulaciones cuando hacen su trabajo" dijo Capistro. Agregó que los informes y decisiones sobre calificaciones recientes por parte de esas dos agencias equivalen a "errores de juicio" en relación a las finanzas del gobierno de Italia. Los fiscales informaron que, como parte de sus investigaciones, entrevistaron a Mario Draghi (a punto de sustituir a Trichet al frente del Banco Central Europeo), al ministro de finanzas Guilio Tremonti y al ex primer ministro Romano Prodi.

La investigación de Moody's empezó cuando presentaron un informe sobre el riesgo de que los bancos italianos se "contagiarán" de la crisis en Grecia, en tanto que la investigación de Standard & Poor (S&P) se abrió en mayo, cuando amenazaron con degradar la calificación crediticia de Italia debido a su enorme deuda pública.

El diario londinense The Guardian informa que fiscales romanos están llevando a cabo una investigación por separado sobre el posible papel criminal de Moody's y S&P en el pánico en los mercados que sucedieron en junio y julio.

La investigación en Italia va al corazón de la bestia: una de las demandas de los grupos de consumidores es que los acusan de que la caída drástica en el mercado pudo haber sido el resultado de un "plan preciso por parte de los fondos compensatorios y otros no identificados, que pudieran estar vinculada con los comentarios negativos sobre las finanzas públicas italianas por parte de las agencias calificadoras". ¡Más le vale a George Soros que la piense dos veces antes de visitar Italia!

Elio Lannutti, dirigente del grupo de consumidores Adusbef dijo que "Las tres hermanas —S&P, Moody's y Fitch— son un peligro veleidoso para la soberanía del Estado en las áreas económica y financiera".