Galbraith le llama "Junta" al "Súper Comité"

11 de agosto de 2011

11 de agosto de 2011 — En una entrevista con el diario italiano Il Messagero, el economista James Galbraith condenó la creación inconstitucional del Súper Congreso. Cuando se le preguntó si ese súper comité daría las recomendaciones correctas, Galbraith dijo: "¡Por Amor de Dios! Eso va a ser una Junta, un cuerpo sin legitimidad", en referencia a una Junta militar golpista. "Seria mejor dejar las decisiones a los miembros del Congreso; es cierto que siempre se están peleando y hasta de forma sucia, pero eventualmente siempre tendrán que rendir cuentas ante sus representados. Este comité creado de la nada, sin ningún control político, me preocupa mucho a mi".

Galbraith destacó el hecho de que tanto a Estados Unidos como a Europa los gobierna "una tecnocracia, o mejor dicho, una tutelocracía, una situación en la que Estados Unidos está bajo la tutela de un monto de burócratas financieros, y Europa en manos de un banco central ilegitimo. Los burócratas son miembros de las agencias calificadoras, por ejemplo Standar and Poor’s, que quieren modelar la vida política de este país de acuerdo a su visión, y quizá explotan esta crisis de la deuda para deshacerse de una vez por todas del Estado de bienestar [la red de prestaciones sociales que garantiza el Estado]. En Europa tienen un banco central que no responde ante nadie. Nosotros (en EUA), al menos, la Reserva Federal tiene que responder ante el Congreso por sus acciones".

"Ya sea que Europa se disuelva a si misma, o finalmente acuerde ser una verdadera unidad política", dijo Galbraith. En este ultimo caso "tendría que crear eurobonos, es decir, una deuda supranacional común".

En un artículo publicado por la cadena noticiosa alemana Deutsche Welle el 8 de agosto, Galbnraith escribió: "La negociación de la deuda aclarará las cosas. El presidente (Obama) no es progresista; no es lo que los estadounidenses todavía llaman liberal. El es un jugador intencionado en un drama épico de farsa política, un agente de los poderes del dinero, cuyo trabajo es neutralizar a la izquierda con miedo y distracción y luego apuntalar a la derecha y producir un resultado conservador".