Líder sindical de Kentucky sale en apoyo del senador Perry Clark

15 de agosto de 2011

15 de agosto de 2011 — La siguiente carta abierta la emitió el líder sindical del estado de Kentucky Scott Pulliam, en apoyo al llamado que hizo el senador del Estado de Kentucky Perry Clark el 8 de agosto pasado, por la renuncia inmediata de Obama y la aprobación de la Ley Glass-Steagall. La valiente postura adoptada por Clark ha provocado la furia de la Casa Blanca de Obama y otros políticos desesperados por todo el país.

Compañeros demócratas:

Hoy escribo para expresarles mis pensamientos con respecto a unas reacciones negativas que he visto, hacia la reciente declaración del senador Perry Clark, donde hace un llamado al Presidente Obama para que renuncie y exhorta al Congreso a que apruebe la legislación que restaura las providencias proteccionistas de la Ley Glass-Steagall. Quizás les suene extraño que yo, como demócrata leal, diga que entiendo plenamente la postura del senador Clark y apoyo su iniciativa. El ha preferido hablar con valor donde la mayoría ha optado por quedarse callado y consentir a la jerarquía del partido.

Yo soy y he sido demócrata desde que me registré para votar por primera vez a los 18 años. A mi leal saber y entender, yo he votado en todas las elecciones generales (y casi en todas las primarias) desde 1968 y nunca le he dado mi voto a un republicano. He sido miembro del Local 369 de la IBEW [siglas en inglés del sindicato de la Hermandad Internacional de Trabajadores Electricistas] desde mayo de 1970 y en el transcurso de mi membresía he sido su presidente, presidente de su comité de acción política, y secretario. He trabajado como voluntario en muchas iniciativas sindicales durante estos años; siempre en apoyo de los candidatos demócratas. Aunque ahora estoy retirado, sigo activo políticamente y siempre desde un punto de vista demócrata. Así que, por favor no se equivoquen; soy un leal demócrata.

Como demócratas, nuestro deber sagrado es hacer que los demócratas electos rindan cuentas por sus acciones; a fin de cuentas, ellos obran ¡en nuestro nombre! No ha pasado mucho tiempo desde que, los demócratas de todas partes pedían con toda legitimidad el enjuiciamiento político y hasta penal de George W. Bush y de Dick Cheney por todos sus varios delitos, condenábamos a los republicanos, tanto a los funcionarios electos como a los adherentes al partido por su apoyo cerrado y lealtad a los acusados. Y ahora, cuando aparece que uno de los nuestros ha cometido, cuando menos, muchos actos imprudentes de poco criterio y de cobardía política, y lo que sería peor, una grave violación de la Constitución de Estados Unidos, nuestras identidades como demócratas se ven amenazadas por quienes entre nosotros se quieren hacer los desentendidos y luego desacreditar a quienes, mediante sus acciones, sostienen los ideales que todos pretendemos abrazar.

El senador Perry Clark ha asumido una posición en apoyo de todos los ciudadanos estadounidenses, independientemente de su filiación partidista. El asumió estas acciones sin tomar en cuenta su propia seguridad política, a sabiendas muy bien de que habría represalias de parte de quienes tienen sus principios arraigados tan a fondo como la etiqueta partidista. Para estar claros, el senador Clark es un demócrata leal; incuestionablemente leal a los principios sobre los que se fundó el partido y también Estados Unidos de América. Gracias, Perry, por tu pasión y tus convicciones. Yo estoy de tu lado.

Scotty Pulliam

IBEW Local 369