Un electrocardiograma del sistema financiero este fin de semana no detectó pulso

23 de agosto de 2011

21 de agosto — El mercado interbancario transatlántico se ha congelado efectivamente, lo cual significa que el único lugar en donde los bancos del imperio británico pueden conseguir suficiente efectivo para sobrevivir, momento a momento, es de la Reserva Federal (Fed) o del Banco Central Europeo (el cual a su vez lo consigue de la ventana de coberturas de la Fed) Eso se está convirtiendo en un torrente. Estamos en medio de una explosión hiperinflacionaria a gran escala, exactamente como lo ha advertido LaRouche.

El pasado miércoles 17 de agosto, Lars Frisell, el economista en jefe del Banco Central de Suecia y también miembro del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, dijo en una entrevista: "No tomara mucho tiempo para que el mercado interbancario se colapse. No es tan serio por el momento", agrego con buenos deseos, "pero se siente como que muy fácilmente puede ser así, y que todo se congelara".

Dos días después, el economista en jefe del BCE, Juerguen Stark también admitió, en una entrevista con el periódico alemán Handesblatt, que "los bancos en ciertas regiones de la eurozona prefieren depositar sus excedentes de efectivo en el BCE en lugar de prestarlos a otros bancos. Nosotros tomamos esas señales seriamente". Luego, Stark puso al mal tiempo buena cara y alegó que "solo" 91 mil millones de euros fueron estacionados de un día para otro en el BCE el 18 de agosto, comparados con los más de 200 mil millones de euros que hubo después del derrumbe de Leman Brothers en 2008.

Pero la verdad de las cosas se refleja en el hecho de que las posiciones en efectivo de las filiales de los bancos europeos en Estados Unidos se fueron al cielo durante el año pasado, en la medida de que la política del "alivio cuantitativo" (QE, como le dicen en inglés a la política de imprimir dinero para los bancos) de Ben Bernanke les permitió atracarse de dólares baratos de la Fed. Por ejemplo, según la columna Alphaville del diario londinense Financial Times, las posiciones en dólares del banco francés Societe Genérale en EU subieron de $55 millones en junio del 2010 a $26.6 mil millones de dólares en junio del 2011, ¡un incremento de casi 500 veces!.Las posiciones de Deutche Bank aumentaron de $178 millones de dólares a $67 mil millones de dólares, casi 400 veces.

Sin embargo, durante las últimas tres semanas, una gran parte de esos dólares de la Fed se están bombeando hacia Europa tratando desesperadamente de impedir la inevitable bancarrota de los bancos. La totalidad de efectivo en manos de "instituciones relacionadas al extranjero en Estados Unidos", cayeron un 11% de $1.013 billones de dólares según el Alphaville.

El diario español El País, se concentra exactamente en esta desintegración del mercado interbancario, en un artículo que titula "La crisis Bancaria Regresa a Europa", en el cual lamenta "la sequía de liquidez en el mercado interbancario", que obligó a los bancos a recurrir al BCE por efectivo rápido. Los bancos italianos, por ejemplo, duplicaron sus préstamos del BCE en julio, hasta 80 mil millones de euros. "Y lo que viene en septiembre no es nada tranquilo. "Se vencen 70 mil millones de euros de la deuda publica italiana en ese mes".

El artículo de El País destaca, acertadamente, que fueron los bancos británicos (RBS, Lloyds, Barclay) los que fueron golpeados más duramente por el derrumbe en los precios de las acciones de los bancos la semana pasada.