¿Clausurarán los fascistas ambientalistas de Obama la red eléctrica?

24 de agosto de 2011

23 de agosto de 2011 — Texas podría sufrir apagones de luz en tandas, debido a que con las nuevas regulaciones de la Agencia de Protección al Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) se clausurarían plantas de carbón que haría menos confiable la red eléctrica, dijo el 19 de agosto la presidenta de la Comisión de Servicios Públicos de Texas (PUC, por sus siglas en inglés), Donna Nelson. El mes pasado la EPA, rabiosamente opuesta al crecimiento, promulgó nuevos reglamentos en donde ordena reducciones más estrictas de las emisiones de oxido de nitrógeno y sulfuro, lo que afectará principalmente a las plantas eléctricas que consumen carbón, en 27 estados. Le va a costar más de $100 mil millones de dólares a las empresas de servicios públicos comprar el equipo para renovar las plantas eléctricas para que cumplan con los nuevos requerimientos, y la EPA exige que EN SEIS MESES ya tienen que haber cumplido con las nuevas normas. Las compañías de servicios públicos dicen que es imposible hacerlo y la PUC está de acuerdo en que es un calendario imposible de cumplir. A nivel nacional, se espera que las compañías de servicios públicos simplemente clausuren POR LO MENOS 81 MW de las plantas generadoras más viejas que queman carbón (un 8% de la capacidad total) en vez de tratar de cumplir con los reglamentos. El Washington Post de hoy informa que la EPA todavía tiene en el tintero para los próximos 18 meses más reglamentos nuevos para reducir las emisiones de mercurio y otras.

El otoño pasado, el Consejo Norteamericano de Confiabilidad Eléctrica advirtió que "se deben ajustar tanto el paso como la agresividad de estas regulaciones ambientalistas para reflejar y considerar el riesgo general a la mayor parte del sistema energético". Más de dos terceras partes de las plantas que queman carbón en EU tienen más de 30 años, y solo cerca de un 35% tienen controles de contaminación que cumplen con las regulaciones sobre aire limpio. El resto son ahora posibles blancos para el cierre. La senadora demócrata de Alaska, Lisa Murkowski, presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Energéticos del Senado, junto con otros de los estados productores de carbón, han protestado por las acciones de la EPA.

Esas plantas de carbón viejas debieran haber sido reemplazadas hace décadas por plantas de energía nuclear. El clausurarlas ahora, debido a supuestas preocupaciones "ambientalistas" pone en grave riesgo toda la red eléctrica interconectada.