La OTAN de la era post Westfalia en el derrocamiento de Kadafi

24 de agosto de 2011

23 de agosto de 2011 — Fuentes de inteligencia de EU han aportado un cuadro sobre el fuerte involucramiento de la OTAN y EU en el llamado movimiento "rebelde" en Trípoli, la capital de Libia, en las últimas 72 horas. En vísperas de que entraran las fuerzas rebeldes a la capital, aviones de combate principalmente británicos bombardearon posiciones militares libias decisivas, con base en inteligencia sobre blancos proporcionada por la OTAN y los aviones con radar AWACS de EU. La clave, según una fuente de inteligencia de alto nivel de EU, es que los "agentes en el sitio" de la OTAN y de EU negociaron la deserción o retiro de unidades de las fuerzas armadas leales a Gadafi dentro de la ciudad capital, de forma tal que cuando los rebeldes entraron a la ciudad, pudieron maniobrar para cercar el complejo de comando de Gadafi, antes de tener que enfrentar una resistencia seria.

Una segunda fuente de inteligencia militar de alto nivel de EU, agregó que fueron especialmente la Brigada de Operaciones Especiales francesa y tropas del Grupo 5 de las Fuerzas Especiales de EU las que actuaron en el terreno en Trípoli, para neutralizar la resistencia de las fuerzas a favor de Gadafi antes de la maniobra de los rebeldes. Desplegados desde Túnez en el occidente, los grupos de comandos principalmente franceses también proporcionaron apoyo militar clave a las tribus bereberes en las zonas montañosas del sur de la región costera. Las operaciones británicas estuvieron concentradas en su mayor parte al este de Trípoli.

Aunque todavía no se sabe cual será el resultado final —y hasta el lunes en la noche se desconocía el paradero de Mohamed Gadafi— lo que está absolutamente claro es que la operación militar estuvo dominada por la OTAN y Estados Unidos, lo que viola tanto la Constitución de EU como la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que no autorizó un cambio de régimen. El "éxito" en Libia, asumiendo que el resultado final sea el desplome del gobierno de Gadafi, se usará para proclamarlo como un precedente para la doctrina de "R2P" (siglas en inglés de "Responsibility to Protect", o Responsabilidad de proteger) de la era post Westfalia, que acabaría por completo del sistema de estados nacionales soberanos proclamados en el tratado de Westfalia.

Hace apenas unos cuantos años, se alababa a Gadafi por ser el consentido de Occidente por su decisión de deshacerse de sus programas nucleares y otros programas de armas de destrucción masivas, a fin de "normalizar" sus relaciones con Estados Unidos y Europa. Hasta este momento, el que se anticipa como jefe del Consejo de Transición Nacional es Mustafá Abdul Jalil, quien era ministro de Justicia de Gadafi hasta que desertó en febrero del 2011. Jalil fue puesto en el cargo por Saif al-Islam Gadafi, el hijo de Mohamed Gadafi entrenado en la London School of Economics y amante de Londres, quien se supone que fue capturado o se rindió ante las fuerzas "rebeldes" y luego escapó. El era el principal contacto de los servicios de inteligencia británicos, MI6, en la corte de Gadafi e íntimo del príncipe Andrés y otros británicos de sangre azul.