La verdad sobre la reforma bancaria Dodd-Frank

24 de agosto de 2011

23 de agosto de 2011 – La Ley Dodd-Frank llamada Ley de Reforma de Wall Street, que Obama y Wall Street hicieron que se aprobara en el Congreso para tratar de parar el impulso de la Glass-Steagall, solo ha empeorado las cosas. William J. Harrington, un ex analista encumbrado sobre derivados de Moody's, dejó un aspecto en claro en el comentario de 80 páginas que sometió ante la SEC (Comisión Controladora de Acciones y Valores) el 8 de agosto, en contra de los reglamentos propuestos en la SEC bajo la Dodd-Frank, para controlar a las agencias calificadoras como Moody's.

William J. Harrington trabajó durante 11 años para Mooody's, desde 1999 hasta que renunció el año pasado cuando era primer vicepresidente del grupo de productos derivados, que fue el responsable de producir muchas de las calificaciones desastrosas que emitió Moody's durante la burbuja hipotecaria. El informe de Harrington confirma las acusaciones contenidas en los informes Angelides (Informe de la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera, de la Cámara de Representantes) y Levin-Coburn (comisión del Senado sobre la crisis financiera), ya que muestra que las calificaciones propuestas por los analistas sobre los títulos respaldados en hipotecas (MBS) y demás basura relacionada, fueron rechazadas por los ejecutivos de las agencias calificadoras para favorecer las calificaciones que deseaban los bancos "clientes" que pagaban las cuentas. Harrington dice que quienes daban calificaciones honestas a los bonos chatarra eran vistos por los ejecutivos de Moody's como "estorbos" y con frecuencia los transferían, les llamaban la atención, los "hostigaban", o despedían. Harrington da los nombres de muchos de los ejecutivos de Moody's, acusando a uno de ellos de mentir en una audiencia en el Congreso.

¿Pero qué es lo que dicen los reglamentos que propone la ley Dodd-Frank? Que los ejecutivos de las agencias calificadoras deben estar MAS involucrados en las calificaciones, ¡cuando fue precisamente la presión de los ejecutivos hambrientos por dinero, que pasaron por encima de sus analistas, lo que le produjo a Moody's los peores problemas! Otra norma que se propone le prohibiría a los analistas pasar por encima de sus modelos de computadora, ¡aunque esos modelos van de lo meramente ridículo hasta el absurdo absoluto! El modelo de Moody's se basa en un aumento de 4% al año en los precios de las viviendas en EU, año con año, por los próximos 45 años!

Tenemos que regresar de inmediato a la Glass-Steagall, que requiere que primero nos deshagamos de Obama.