La única opción: ¿Quién está listo para dirigir?

26 de agosto de 2011

25 de agosto de 2011 — Declaración conjunta de la planilla de seis candidatos demócratas larouchistas al Congreso nacional. También disponible en versión PDF a todo color en inglés. [1]

El sistema completo se viene abajo ya. La civilización no tiene esperanza de sobrevivir si continuamos en la vía de la destrucción. Solo hay una opción: sacar a Obama ahora e impulsar una recuperación económica nacional dirigida por una nueva generación de líderes. La generación sesentaiochera se sigue aferrando a la ilusión de salvar un sistema que ya está muerto, en tanto que la generación más joven necesaria para dirigir no se halla encerrada en los mismos delirios. Es patente que a los sesentaiocheros que ocupan posición de liderazgo ahora les han faltado las agallas y el valor moral para dar los pasos necesarios para salvar a la nación; eso está ya muy por encima de sus capacidades.

La crisis que enfrentamos hoy es mucho más que una mera crisis financiera; es una crisis que amenaza nada menos que con agregar a la humanidad a la lista de especies que se han extinguido. Todo lo que esta generación insistía en que funcionaría, desde el fraude del ambientalismo hasta la demente impresión de dinero y los rescates financieros utilizados para "resolver" el derrumbe financiero de 2008, ha sido un fracaso y una mentira.

Tenemos ahora mismo un momento, si bien pequeño, de oportunidad. Mientras que el mundo se desmorona a nuestro alrededor, tenemos que catalizar la voluntad de pelear. La creatividad y la audacia que representaba la nación bajo John F. Kennedy deben renacer, en una nueva generación de liderazgo que no esté preocupado de nuestro placer personal.

Nos debemos comprometer con una orientación hacia una misión, un programa para la nación de nuevo impulsado por la ciencia. La labor de la planilla de los seis demócratas Larouchistas ha planteado la urgencia de volver a promulgar la ley Glass Steagall, en los edificios del Capitolio, centros sindicales y a las puertas de los funcionarios federales por todo el país. Sin embargo, la Glass-Steagall por sí misma no es suficiente; tenemos que poner en marcha los planes para reconstruir esta nación mediante el proyecto de la plataforma del N.A.W.A.P.A. (siglas en inglés de la Alianza Hidráulica y Energética de América del Norte), como medida de emergencia para crear carreras, no empleos temporales, y restaurar nuestra base productiva, nuestra creatividad científica y nuestro optimismo cultural. No hay solución para el presente si no pensamos en el futuro, en términos físicos, no monetarios.

Como cuadros de un liderazgo joven en Estados Unidos, la planilla de seis demócratas Larouchistas está reclutando a otros para que se unan en pos de la única combinación programática que funcionará: Sacar a Obama, reinstituir la Glass Steagall y comenzar a construir el NAWAPA.

[1] http://larouchepac.com/node/19175