¿Un nuevo "Súper Comité de la UE" en el parlamento alemán para que imponga el mecanismo EFSF/ESM?

31 de agosto de 2011

31 de agosto de 2011 — Ayer los dirigentes de las fracciones parlamentarias del CDU (Demócrata Cristianos) Peter Altmaier, y del CSU (Social Cristianos) Stefan Müller, propusieron que se forme un nuevo "Grosser EU-Ausschuss" ('Súper Comité de la UE') en el Bundestag (parlamento) que supuestamente va a cumplir con la exigencia de que participe el Bundestag en las decisiones sobre el rescate del euro. Este comité sería el socio principal del gobierno para llevar a cabo la política de la Unión Europea (UE), ¡en vez del cuerpo parlamentario en su conjunto! Incluiría a los dirigentes de las fracciones parlamentarias, más los representantes del actual Comité de Asuntos Europeos, y los políticos encargados del presupuesto y las finanzas. Altmaier es el dirigente de la fracción CDU/CSU que desde 1990 ha sido funcionario de la UE en Bruselas y desde 1994 está con licencia (también es presidente de la organización Europa-Unión de Alemania)

La propuesta salió del mismo molde que creó el 'Súper Comité" anticonstitucional que fue adoptado recientemente por el Congreso de Estados Unidos, es decir, la doctrina supranacional del "ejecutivo unitario" del imperio británico.

Por otro lado se está promoviendo la ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) con la letanía desquiciada de que "Hay que ser razonables; tenemos que hacer esto ahora, para salvar a Europa". El Ministro de Finanzas Wolfang Schauble dijo en entrevista ayer con Tagesspiegel (Berlín) que necesitamos "un equilibro razonable entre el FEEF y la participación legítima del parlamento en el trabajo concreto del FEEF, de forma tal que los mercados no tengan ninguna duda sobre la capacidad de actuar de Europa"(!). "El euro es una construcción, que no se puede quedar en el estado actual". Es "imperativa" una política fiscal conjunta con el fin de que los mercados financieros nos acepten.

La campaña de relaciones públicas para que se acepte la ampliación del FEEF es mediante el llamado "enfoque multimodal" que le posibilitaría al FEEF hacer su "trabajo de rutina", es decir, las decisiones realmente importantes, en tanto que al parlamento, algún comité o el nuevo "Grosser-Ausschuss", se le pediría que acepten los nuevos grandes paquetes de rescate.

Un aspecto interesante, por lo menos verbalmente, apareció hoy en el proyecto que se presentó al comité ejecutivo del CSU, que se reuniría el martes 30 para decidir sobre su posición respecto a la FEEF. El proyecto plantea la "posibilidad de un procedimiento de insolvencia para los Estados y los bancos de la zona del euro". También rechaza "un gobierno europeo de los Estados del euro así como también de un Ministro de Finanzas de Europa", y exigen que el gobierno alemán tenga poder de veto sobre los desembolsos del FEEF y que sea aprobado por los parlamentos nacionales.

Si bien hay divisiones faccionales claras en los partidos gobernantes, la campaña frenética para meter en cintura a los 23 congresistas del CDU/CSU y FDP que han dicho que están en contra de todo el mecanismo del FEEF, es extremadamente fuerte. El otro martillo que se está usando en contra de ellos es por supuesto que, si la coalición gobernante no tiene una mayoría interna, el gobierno pudiera caer, lo que daría como resultado nuevas elecciones y la perspectiva de que surja una coalición del Partido Social Demócrata con el Partido Verde.