LaRouche exige: ¡No más rescates! El plan de Geithner para rescatar al sistema bancario europeo de Londres destruirá a EU

16 de septiembre de 2011

LaRouche exige: ¡No más rescates!

El plan de Geithner para rescatar al sistema bancario europeo de Londres destruirá a Estados Unidos

15 de septiembre de 2011 -- Lyndon LaRouche exigió hoy que el Congreso de Estados Unidos actúe de inmediato, esta semana, para detener al secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner y que no lleve a cabo su propuesto rescate a todo el sistema bancario europeo en bancarrota, haciendo que la Reserva Federal aporte decenas o centenas de millones de dólares estadounidenses para apalancar billones en fondos de rescate de Europa.

     "Se tiene que parar esto", declaró LaRouche. "El secretario de Obama, Geithner, lo que propone es la destrucción de Estados Unidos. Los depositantes honrados son primero. No más rescates, no más protección a los fondos especulativos".

     En el momento en que todo el sistema bancario de Europa se desploma fuera de control, el Banco Central Europeo anunció hoy que ofrecerá préstamos de emergencia en dólares a los bancos de la zona del euro, con fondos aportados por la Reserva Federal de EU mediante los mecanismos de permuta (swap). Estos mecanismos de permuta ilimitados han estado en pie de manera continua desde la crisis de 2008, y ahora se van a activar a una escala mucho mayor.

     Al mismo tiempo, Geithner anunció que participará en la reunión de ministros de finanzas europeos que se realizará en Polonia este viernes 16 y sábado 17 del presente, en donde los va a apurar a que utilicen una "fuerza abrumadora" para enfrentar el desmoronamiento de la banca. Además, funcionarios de la Unión Europea le dijeron a la agencia noticiosa Reuters que Geithner va a presionar a los europeos para que apalanquen su fondo de rescate, en una proporción de 10:1, en los mismos términos que se hizo con el programa de rescate estadounidense llamado Facilidad de Préstamos sobre Valores Respaldados en Activos a Plazo (TALF, por sus siglas en inglés) que fue un componente importante del rescate por 17 billones de dólares del 2008-2009 para los bancos en quiebra con fondos de los contribuyentes estadounidenses.

     Todo indica que Geithner actúa instigado por los británicos en este plan suicida hiperinflacionario. Sintomático de esto es el hecho de que la "Lex Column" del diario londinense Financial Times de hoy --una columna que por lo general "da línea" sobre las políticas de la City de Londres-- promueve una medida idéntica a la que Geithner se prepara a ejecutar ahora. "La mejor herramienta para enfrentar problemas de solvencia es el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera", señala la "Lex Column". Y añade que "el modelo es el Programa de Alivio a los Activos en Problema [TARP, por sus siglas en inglés] estadounidense de 2008, que tuvo éxito al cambiar el foco de la liquidez a la solvencia. Es el momento de lanzar un TARP europeo para los bancos de la zona del euro".

     Un ex funcionario económico estadounidense confirmó los planes de la Reserva Federal para un megarescate de los bancos de la zona del euro. La crisis de la deuda europea se empeora a cada momento, y es mucho más peligrosa que la crisis del 2008, dijo el ex funcionario. La Reserva Federal va a tener que abrir nuevos mecanismos y ponerse en medio de los rescates; los bancos estadounidenses no pueden evitar el contagio de esto.

     "Al Diablo con las líneas de permuta", declaró LaRouche. "Paren la estratagema del rescate del imperio británico. Tenemos que llevarlos a la bancarrota a ellos antes de te maten a ti. Este plan va a matar estadounidenses, y se tiene que detener ahora. Si necesitamos llevar a juicio político al Presidente de Estados Unidos para detener esto, entonces que se haga ya".

     "Éste es el motivo por el cual insisto en que Estados Unidos debe retornar de inmediato a la norma de la Ley Glass-Steagall original de Roosevelt de 1933, la cual presenta la intención de la ley en una especie de `Preámbulo' en sus primeras frases:

     "Una Ley. Para promover el uso más seguro y más efectivo de los activos de los bancos, para regular el control interbancario, para impedir el desvío indebido de fondos hacia operaciones especulativas, y para otros propósitos".

     "Esa intención declarada es aún la ley constitucional de la nación", señaló LaRouche. "Así que, pongámoslo en ejecución, ahora que todavía podemos".