Medvedev despide al ministro de Finanzas Kudrin

3 de octubre de 2011

28 de septiembre de 2011 — El presidente ruso Dmitri Medvedev despidió al favorito de la City de Londres, Alexei Kudrin, del puesto de ministro de Finanzas y vice primer ministro de la Federación Rusa hoy, durante una reunión televisada nacionalmente. Kudrin había estado a la cabeza del ministerio de finanzas ruso desde hace once años, cuando lo puso en ese ministerio por primera vez en 1997 otro favorito de Londres, Anatoli Chubais.

Diversas publicaciones británicas lo han nombrado en repetidas ocasiones "Ministro de finanzas del año", como The Banker o Euromoney, con lo cual Kudrin se ganó el título que Lyndon LaRouche le otorgó en febrero de 2009: el ministro "sub-prime" (como le dicen en EU a las hipotecas de alto riesgo que desataron la crisis que Kudrgin tanto ha promovido en Rusia). Las consultas frecuentes de Kudrin a la City de Londres, y sus propuestas a favor de una estructura "Maastricht" a nivel global, en contra de la creación de crédito por parte de los gobiernos, lo convirtieron en una amenaza tanto fuera como dentro de Rusia. Su meta declarada era superar las premisas del tratado de Maastricht (de la Unión Europea) por un factor de tres: quería que el déficit presupuestario ruso no pudiera superar el 1% del PBI. En sus ataques recientes al gasto público incluyó el presupuesto de defensa, y dijo que si no se aumentaban los impuestos, se tendría que aumentar la edad de jubilación.

El día anterior, 26 de septiembre, Kudrin le dijo a los periodistas en Washington —donde asistía a la sesión anual del FMI y algunas otras reuniones financieras— que no serviría al nuevo gobierno ruso presidido por Medvedev, que fue anunciado el 24 de septiembre por Medvedev y el Primer Ministro Vladimir Putin para la elección presidencial que ocurrirá después de la primavera del año próximo, en la cual Putin será candidato a presidente. Kudrin citó abiertamente sus "desacuerdos" con Medvedev sobre el gasto en el presupuesto de defensa.

Un ceñudo Medvedev puso en su lugar a Kudrin en público y le dio el ultimátum para su renuncia, durante sus comentarios iniciales en la sesión de la Comisión de Modernización en el centro nuclear Dimitrovgrad. Medvedev lo denunció de insubordinación, y por "comentarios irresponsables".

Medvedev dijo: "Me gustaría decir una pocas palabras sobre disciplina en el gobierno de la Federación Rusa. Todos sabemos que hemos comenzado una campaña electoral, y esto es una prueba difícil para nuestro sistema de Estado, y para los individuos. Yo creo que tiene cierto efecto en el sistema nervioso también, y evidentemente, esta es la causa de un número de declaraciones hechas recientemente, en este país y afuera, por ejemplo en EU. Tenemos toda una categoría de ciudadanos que cuando quieren hacer una declaración importante, por alguna razón cruzan el océano para hacerlo".

Mientras Medvedev hablaba, las cámaras de TV enfocaban a Kudrin, quien parecía tener la cabeza a punto de estallar: "Miren a Alexei Leonidovich Kudrin, que está aquí. Él anunció la alegre noticia de que no planea trabajar en el nuevo gobierno y que tiene desacuerdos prácticos serios con el actual Presidente, en particula sobre asuntos de gasto público, incluyendo el gasto militar".

"En este sentido, me gustaría destacar algunas cosas. Primero que nada, no hay un nuevo gobierno, y nadie a invitado a nadie a sumarse. Pero hay un gobierno antiguo, que integré como Presidente, y me tiene que reportar, y actuará bajo el marco de mi autoridad constitucional. Este gobierno implementa la política del Presidente. Mi entendimiento es que Alexei Leonidovich tuvo una oportunidad de manifestar su posición anteriormente, y de tomar una decisión sobre su futuro político; incluso de unirse al partido de las fuerzas derechistas. Ellos se lo pidieron, pero Alexei Leonidovich los rechazó, por razones personales. Sin embargo, me gustaría decir que algunas declaraciones como las que se hicieron en Estados Unidos de América son indecorosas, y nada las puede justificar".

Medvedev luego le dijo a Kudrin que bajo la disciplina del gobierno, y en vista de sus desacuerdos declarados, no le quedaba más opción que escribir su carta de renuncia. Si él quería decir ahora que realmente no hay tales desacuerdos, Medvedev le ofreció la oportunidad de escribir un comentario público para explicar eso. Kudrin confirmó que él "tiene desacuerdos", pero que le gustaría decidir una respuesta a la "propuesta" de Medvedev, luego de consultar con el primer ministro Putin. Medvedev le respondió: "Puedes consultar con quien quieras, incluyendo al primer ministro, pero mientras yo sea el Presidente, yo tomo tales decisiones".

Luego de la reunión de la tarde, Kudrin participó en otra reunión más pequeña, encabezada por Medvedev sobre políticas económicas. En ambas reuniones, la de la Comisión de Modernización y en la posterior, Medvedev le ordenó al gobierno estar en alerta constante para avanzar sobre varios pasos, en vista de la crisis que se desenvuelve en Europa y otras partes. Luego, justo antes de las 8 pm hora de Moscú, Medvedev emitió su decreto, relevando a Kudrin de su cargo en el gobierno.