100,000 manifestantes en contra del FMI en Lisboa

5 de octubre de 2011

4 de octubre de 2011 — El pasado sábado 1 de octubre se concentraron en Lisboa, Portugal, unos 100,000 manifestantes en protesta contra las medidas de austeridad del gobierno. Los trabajadores del sector público y privado se congregaron en Lisboa y también en Porto, después de un llamado hecho por la federación sindical más grande del país para protestar en contra de las políticas que dicen, han devastado "los empleos, a los trabajadores, las pensiones y los derechos sociales".

"No al aumento de precios" y "No a la destrucción de los servicios de salud" decían las pancartas que llevaban los manifestantes de Lisboa, muchos de ellos transportados de otras partes del país. "No a la interferencia del FMI. Nosotros decimos NO a este programa de agresión" decía otra pancarta; los manifestantes también gritaban consignas en contra del programa de austeridad.

El mes pasado, el gobierno anunció planes para recortar 1,700 puestos gerenciales de la administración del gobierno y de 137 compañías públicas. Un manifestante calificó las medidas de austeridad "un asalto frontal en contra de los derechos de los trabajadores" destacando que el plan reduciría el pago por despido a 20 días por año trabajado, en contraste con los 30 días anteriormente.

La austeridad masiva que se le está imponiendo a Portugal como parte del rescate, sigue el mismo escenario que la de Grecia, es decir el desplome de su economía. Ya la semana pasada el gobierno anunció que su economía se iba a encoger el año próximo más del 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB) anticipado.

El gobierno está tan desquiciado como el de Grecia. El Ministro de Asuntos parlamentarios Miguel Relvas dijo el 1 de octubre, que la "ruta" de austeridad de Portugal "no es reversible". "Vamos a continuar pidiendo sacrificios al pueblo portugués" dijo. El gobierno dijo el 30 de septiembre que anunciaría a mediados de octubre un nuevo conjunto de medidas de austeridad para el presupuesto del 2012.