Congreso acobardado aprueba una legislación para hostigar a China; H. Clinton señala hacia el futuro de Asia y el Pacífico

14 de octubre de 2011

Un Congreso acobardado aprueba una legislación para hostigar a China, mientras que Clinton señala hacia el futuro de América en Asia y el Pacífico

13 de octubre de 2011 — La semana pasada, el gobierno de Obama dijo en la Organización Mundial de Comercio (OMC) que 200 programas de subsidios que tiene China violaban los reglamentos de la OMC y hoy el Senado de EU aprobó por 63 votos contra 35 imponer aranceles a las importaciones de China si el Presidente decide que "manipulan" su moneda. Tanto la política de Obama como la acción del Senado contrastan fuertemente con la política planteada por la Secretaria de Estado Hillary Clinton en un artículo destacado en la revista Foreign Policy publicado el 11 de octubre: "Algunos en nuestro país ven el progreso de China como una amenaza a Estados Unidos; algunos en China les preocupa que Estados Unidos de América busque restringir el crecimiento de China. Nosotros rechazamos ambas perspectivas. El hecho es que una América próspera es bueno para China y una China próspera es bueno para América".

La secretaria Clinton escribe que una de las "tareas más importantes del estadismo americano en la próxima década" es "garantizar un aumento sustancial en las inversiones —diplomáticas, económicas, estratégicas y demás— en la región Asia-Pacífico. La región de Asia-Pacífico se ha convertido en un motor clave de los asuntos políticos globales".

La señora Clinton contrasta esta orientación a los vínculos tradicionales de Estados Unidos a la "red transatlántica de instituciones", y señala que "el futuro de los asuntos políticos se va a decidir en Asia, no en Afganistán o Irak, y Estados Unidos va a estar justo en el centro de la acción".

Tambien, Kurt M. Campbell, subsecretario de Estado para Asuntos del Este Asiático y Pacífico del Departamento de Estado, al hablar el lunes en Bangkok, presentó un argumento similar. "Estados Unidos está ahora en el proceso de una de las transiciones más importantes, es decir, reubicando y equilibrando las prioridades de la política exterior estadounidense en nuestra historia... [hacia] Asia y el Este Asiático en su conjunto".

Campbell visitó Beijín el martes como parte de una gira por Asia.