Irán le abre un hueco a la torpe campaña de Obama para crear condiciones para un golpe de Estado

21 de octubre de 2011

21 de octubre de 2011 — La torpe campaña del presidente Barack Obama para dar un golpe de Estado ordenado por los británicos en Estados Unidos y evitar su propio enjuiciamiento político, campaña de la cual es parte el intento patriotero de atacar a Irán, recibió un revés el 18 de octubre cuando Teherán denunció que los individuos que Washington acusa de ser agentes del gobierno iraní involucrados en un complot para asesinar al embajador saudí en Washington, en realidad son integrantes del grupo terrorista Mujahidden-e-Khalq (MEK).

Las nuevas revelaciones son muy embarazosas, por lo menos, para el gobierno de Obama. El brazo político del MEK, el Consejo Nacional de Resistencia en Irán (CNRI) está en la lista de Estados Unidos como una organización terrorista, y en 2003 se cerraron las oficinas del CNRI en Washington. Pero ni Gran Bretaña ni la Unión Europea los tienen en la lista como terroristas. El MEK mantiene sus oficinas matrices en Paris.

La agencia de noticias semioficial de Irán, Mehr, informó hoy que uno de los dos sospechosos que Estados Unidos dijo que estaban involucrados en un complot para contratar narcotraficantes mexicanos para asesinar al embajador saudí Adel al-Jubeir, es un "miembro importante" de un grupo disidente iraní, el MEK. Según Mehr,"la persona en cuestión ha viajado a diferentes países usando los alias de Ali Shakuri, Gholam Shakuri ó Gholam-Hossein Shakuri, usando pasaportes falsos, incluyendo pasaportes iraníes falsificados".

La semana pasada, con cierta fanfarria en una conferencia noticiosa televisada, el Procurador General Eric "Rápido y Furioso" Holder, Jr., dijo que investigadores estadounidenses creían que altos funcionarios del gobierno iraní eran responsables de la conspiración. Holder presentó cargos en contra de un iraní-estadounidense, un vendedor de carros usados y drogadicto, Mansour Arabsiar, quien fue arrestado en el aeropuerto JFK de Nueva York el 29 de septiembre, y contra "Gholam Shakuri", un iraní que andaba suelto en Irán, según funcionarios de EU.

El par, que el gobierno de EU dice son los principales inculpados tras el supuesto complot de asesinato por contrato iraní, fueron identificados en una operación encubierta que involucra al FBI y a la agencia antidrogas estadounidense (DEA). El gobierno de EU sostiene que Shakuri es miembro de la Fuerza Quds de Irán, una unidad especial de las Guardias Revolucionarias de élite de ese país, para realizar operaciones en el exterior.

Pero Mehr dijo que la Interpol "ha encontrado nuevas evidencias" que sugieren que Shakuri está asociado con el MEK y que "fue visto por última vez en Washington y Camp Ashraf en Iraq en donde tienen su base los miembros del MEK". Camp Ashraf o Ciudad Ashraf está situada al noreste del pueblo iraquí de Khalis, a unos 120 kilómetros al oeste de la frontera iraní y a 60 kilómetros al norte de Bagdad, y es el asiento del grupo terrorista MEK en Irak.