¿La comisión de la UE establece un 'protectorado' en Grecia?

29 de octubre de 2011

27 de octubre de 2011 — Los blogs griegos están llenos de informes no confirmados de que la llamada Fuerza de Gendarmería Europea (FGE) fue desplegada a Grecia para que le ayude a la policía griega con las operaciones en contra de los manifestantes. Aunque Atenas ha negado oficialmente esto, eso no quiere decir que no sea cierto de una u otra forma.

La FGE fue creada en 2006, mediante un tratado entre cinco países de la Unión Europea (UE) —Francia, Holanda, Italia, España y Portugal— para que haya "una fuerza de policía con estatus militar que tenga plenos poderes policiales"-; después se le unieron Rumania, Polonia y Lituania. Una comisión de ministros pertinentes de seis países participantes se encarga de supervisar la fuerza. No forma parte de las estructuras de la UE, así que ni el Parlamento Europeo, ni la Comisión Europea tienen capacidad de supervisión.

Según sus estatutos, sobre todo está al servicio de la UE, para ser desplegada en situaciones de manejo de crisis, dentro o fuera de Europa. Si recibe un mandato de la UE, entonces es dirigido por el Consejo Europeo. Su despliegue más probable sería en el contexto de que se invocara la "Cláusula de Solidaridad" del Tratado de Lisboa, que se invoca en caso de ataque terrorista, o desastres naturales o producidos por el hombre.

Pero esta cláusula es tan ambigua que se invocó para respaldar el rescate de Grecia y por lo tanto, pasar por encima de la cláusula del Tratado de la UE que prohíbe los rescates. Entonces, lo que se tiene que preguntar uno es si al invocar la cláusula se activó también una dimensión de seguridad en el rescate griego. O, ¿están discutiendo también los dirigentes de las cumbres de la UE sobre la crisis griega —todas las cuales son secretas— los aspectos operativos de la situación de seguridad interna de Grecia, considerando las huelgas generales, disturbios obreros, etc.?

Ahora se informa que el dirigente de la fuerza de tarea para Grecia de la Comisión Europea, Horst Reichenbach, estuvo en Atenas a principios de esa semana. Esta es la fuerza de tarea a la que se referían la semana pasada como un posible vehículo para convertirse en la administración colonial de Grecia, con cientos de "asesores" desplegados por todos los ministerios del gobierno griego, convirtiendo por lo tanto a Reichenbah en un verdadero "Reichsprotektor", encargado de encabezar el protectorado de Grecia a nombre de un "reich" europeo, igual al Reichsprotektor que se apoderó de todos los poderes ejecutivos en la Checoslovaquia ocupada por los nazis, creado en 1938.

Los dos ministros en Atenas con los que se reunió Reichback fueron el Ministro de Protección Ciudadana, Christos Papoutsis y el Ministro de Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático, Yiorgos Papakonstantinou.

El Ministro de Protección Ciudadana es responsable de la policía, seguridad y servicios de inteligencia. Papoutsis dijo que el objetivo de la reunión era darle un informe a Reichbach sobre las acciones y posibilidades de cooperación del ministerio para posibilitar cualquier acción que se pueda promover, apoyar o fortalecer tanto a nivel local como a nivel europeo. ¿Incluye esta "cooperación" supervisar los ataques masivos en contra de las manifestaciones pacíficas en Grecia, como el que ocurrió el 29 de junio y que se repitió el 19 y 20 de octubre? Eso no se informó.

La reunión de Reichbach con el Ministro de Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático Yiorgos Papakonstantinou, fue para discutir el programa "Ilios" para la producción de "energía verde" en Grecia y exportarla al resto de Europa Occidental. Resulta ser que Papakanstantinou es el ex ministro de finanzas encargado de negociar el rescate; anteriormente a esto había sido un burócrata de la OECD y la UE, que es donde ubica toda su identidad. Ahora le agrega a esto su fanatismo por construir parques de energía solar y eólica. Es interesante destacar que el hombre de la Protección Ciudadana, Papoutsis era el Comisionado Europeo sobre Energía en 1995-99 cuando se redactó la política de la UE sobre energía renovable.

Así que, aquí tenemos dos piezas paralelas de la ideología fascista. La primera es el gobierno supranacional de la Comisión Europea que pisotea toda forma de soberanía nacional, y segundo, la política fascista verde de convertir a Grecia en un productor de "energía renovable" para exportarla a sus compañeros víctimas en el resto de Europa.