Cambios en las fuerzas armadas griegas. ¿Planea la UE un golpe militar en Grecia?

3 de noviembre de 2011

3 de noviembre de 2011 — ¿Planea la Unión Europea un golpe militar en Grecia? Esta es la pregunta abierta luego de que el gobierno del Primer Ministro Griego George Papandreou despidió a los comandantes de las Fuerzas Armadas Griegas en una sola tarde. La maniobra se hizo a las primeras 24 horas de que Papandreou anunciara la realización de un referendo sobre el paquete de rescate de la Unión Europea, lo cual se considera en Grecia como una táctica para anticipar elecciones prematuras.

El Ministro de Defensa Panos Beglitis convocó a una reunión extraordinaria del Consejo Gubernamental sobre Defensa y Asuntos Exteriores (Kysea, por sus siglas en griego), el cual incluye al Primer Ministro, otros miembros clave del gabinete así como también a los jefes de las fuerzas armadas. El Consejo se reunió la tarde del 1 de noviembre, y ahí Beglitis anunció los cambios siguientes en los altos mandos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, así como del Estado Mayor: El Gral. Loannis Giagkos, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional Griega, fue reemplazado por el Gral. Michalis Kostarakos; el Geral. Fragkos Fragkoulis, jefe del Estado Mayor del Ejército Griego, fue reemplazado por el Gral. Konstantinos Zazias; el Gral. Vasilios Klokozas, jefe de la Fuerzas Aérea Griega, fue reemplazado por Mariscal del Aire Antonis Tsantirakis; el Vicealmirante Dimitrios Elefsiniotis, jefe del Estado Mayor de la Armada Griega, fue reemplazado por el Contralmirante Kosmas Christidis.

Cambios como esos en un país miembro de la OTAN son insólitos en condiciones normales, y causan sorpresa no solo dentro de Grecia, sino afuera también.

Una fuente de inteligencia griega le dijo a EIR que la idea de que las fuerzas armadas estuviesen planeando un golpe no se puede tomar como algo serio. Sin embargo dijo que entre las fuerzas armadas, especialmente entre militares retirados, existe una gran preocupación sobre lo que esta pasando en el país con la austeridad brutal que se esta imponiendo dictada por los acreedores. Lo mismo puede decirse de la policía, que no esta nada contenta con el papel de reprimir a la población.

La maniobra constituye cuando menos una bofetada en la cara a las fuerzas armadas y un intento de colocar oficiales selectos que seguirían las órdenes del gobierno y de la Unión Europea, para la entrega de los últimos vestigios de la soberanía griega.