Rusia traza la línea sobre la situación en Siria

7 de noviembre de 2011

7 de noviembre de 2011 — Durante la participación de muy alto nivel del gobierno ruso en una reunión con los países del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG) la semana pasada, el gobierno ruso aprovechó para dejar muy en claro los límites al empuje que lleva el imperio británico por llevar la guerra a Siria.

El 1 de noviembre el Ministro de Relaciones Exteriores Ruso, Sergey Lavrov, declaró que Rusia apoya los esfuerzos de la Liga Árabe para resolver la crisis por la que esta pasando Siria, para se refirió muy directamente al empuje belicista del grupito de Gran Bretaña-Francia y EU, el cual llevó a cabo la operación en Libia.

"Nosotros defendemos un enfoque, que entre otros, se viene aplicando en Yemen", dijo Lavrov. "Hubo una iniciativa por parte del Consejo de Cooperación para el Estado Árabe del Golfo. Y todas las partes, ya sea el Consejo mismo, la Liga Árabe, la UE, EUA, Rusia o China actuaron responsablemente, sin necesidad de establecer plazos artificiales, esperando meses hasta que se lograse la menta".

"Nuestro enfoque no es el aislamiento", continuó Lavrov. "Si algo sale mal en Siria, muchos países de la región sentirán un impacto negativo. No podemos apoyar el aislamiento debido a la lección que sacamos en Libia".

Esta es la primera vez Rusia participa en un diálogo estratégico con el CCG, y de acuerdo con informes de la prensa oficial de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Rusia hablará sobre la cooperación en varios proyectos regionales importantes, ferroviarios, nucleares y otros proyectos de energía eléctrica.

Previo a la reunión, el doctor Vladimir Titorenko, embajador ruso en Qatar, también abordó la situación con Siria. Titorenko aclaró que Rusia ha condenado el uso de la fuerza por parte del Gobierno de Assad en contra de los manifestantes, pero también critico la falta de negociación por parte de algunos grupos de oposición. Destacó que Rusia ha venido trabajando con diferentes grupos de la oposición. Pero sostuvo que existen elementos externos aparentemente armando a los manifestantes, los cuales han comenzado a disparar en contra de las fuerzas armadas y la policía.

En una entrevista del Presidente Bashar Assad con la televisión rusa el pasado 31 de octubre, se refirió a estas denuncias de Titorenko, y señaló que su gobierno estaba trabajando para desenmascarar las conspiraciones externas en contra de Siria.