Obama busca pelea con Rusia, también

17 de noviembre de 2011

por Jeff Steinberg

18 de noviembre de 2011 — Es claro que Nerobama tiene en su mente la guerra, aunque los objetivos no son ni Irán ni Siria. Son China y Rusia. Esta es la única conclusión a la que uno puede llegar, basándonos en los informes que nos han llegado sobre las conversaciones que sostuvieron el Presidente Obama y el Presidente saliente de Rusia, Dmitry Medvédev, en los intermedios de la Cumbre de la ACEAP (Asociación para la Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Hawai, este domingo 13 [ver la nota sobre los provocadores Ataques de Obama a China durante la reunión de la ACEAP]. Según fuentes rusas importantes, reforzadas por la cobertura de Itar-TASS sobre las deterioradas relaciones entre Rusia y Estados Unidos, el Presidente Obama mintió flagrantemente, cuando le dijo a los periodistas que Estados Unidos y China estaban totalmente de acuerdo con la cuestión sobre la cuestión nuclear de Irán. De acuerdo a estas fuentes rusas, en su reunión con Medvédev, el Presidente Obama acaparó la plática casi todo el tiempo, aleccionando al líder ruso, como si fuera un emperadorzuelo. Cuando Medvédev planteó su molestia con la decisión de Estados Unidos de continuar en forma unilateral con el sistema de defensa anticohetes en Europa Central, justo en la frontera con Rusia, Obama lo regaño por "hacerla de mandadero de Putin".

Como lo presenta la agencia de prensa Itar-TASS, el gobierno de Rusia de antemano daba por descontado que no iba salir nada de la reunión entre Obama y Medvédev. No se hizo ningún esfuerzo para dar una declaración conjunta, porque las cuestiones más importantes entre Rusia y Estados Unidos son la cuestión del sistema de defensa anticohetes, y los planes de guerra de Estados Unidos contra Irán. De hecho, después de la reunión en Hawai, Dmitry Rogovin, el embajador ruso ante la OTAN, hizo una declaración pública advirtiendo que, sobre el sistema de defensa anticohetes, no hubo avance alguno en la reunión de Hawai, y que esto sería un tema destacado que tratar el 15 de noviembre en la reunión de Rusia con el Consejo de la OTAN. Rogozin advirtió que "Estados Unidos ya está implementando su programa de defensa anticohetes a pesar de las inquietudes de Rusia y no obstante las dudas y desacuerdos entre sus aliados de la OTAN". Rogozin insistió en que Rusia necesitaría algo más que una vaga promesa de Estados Unidos de que el sistema de defensa anticohetes no tiene tiene como objetivo a Rusia. Insitió en que les dieran tanto garantías escritas como técnicas. El general Nikolai Makarov, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, hizo una declaración similar, alertando que "los pasos unilaterales que está tomando la alianza no le agrega seguridad y estabilidad a la región".

En otra nota relacionada de Itar-TASS, advierte que se viene un congelamiento de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, desde el momento en que Putin sea reelecto como Presidente. La reunión en Hawai entre Medvédev y Obama se presentó como la última entre ellos dos, ya que Obama ha rechazado varias invitaciones de parte de Medvédev para que vaya a visitar Rusia antes de que él deje la Presidencia. Y ya, Putin ha indicado que es probable que no asista a la reunión entre Rusia y la OTAN que se hará en los entretelones de la cumbre de la OTAN del 2 de mayo de 2012, que será en Chicago.

El ejército ruso está realizando ahora un análisis a fondo de las consecuencias de un ataque por parte de Israel o de Estados Unidos contra Irán, indicando esto que Moscú está totalmente consciente de la locura por lanzar una guerra, sea que entiendan o no que detrás está la mano de los británicos para provocar una III Guerra Mundial.