Medvédev advierte que Rusia pondrá de blanco militar al escudo de defensa europeo

25 de noviembre de 2011

25 de noviembre de 2011 — El Presidente de Rusia, Dmitry Medvédev, dijo el miércoles 23 del presente que Rusia va a apuntar sus misiles a los sitios donde se ubique el escudo de defensa antimisiles que Estados Unidos está instalando en Europa, si Washington no atiende a las inquietudes que Rusia ha presentado al respecto. Medvédev dijo que Rusia desplegará misiles de corto alcance Iskander en la región occidental de Kaliningrado y colocará armas en otras zonas en el sur y occidente de Rusia si no se llega a un acuerdo con la OTAN respecto a los planes de defensa antimisiles dirigido por Estados Unidos. Medvédev añadió que los misiles nucleares estratégicos rusos serán acondicionados con sistemas que les permitirían penetrar las posibles defensas antimisiles.

Así mismo, el Presidente ruso dijo en una declaración que se transmitió el mismo día por televisión, que Moscú podría optar por abandonar el nuevo acuerdo START de control de armamento con Estados Unidos y suspender otras pláticas sobre control de armas si Estados Unidos procede con sus planes de instalar su escudo antimisiles en Europa.

El martes 22, la vocera del Departamento de Estado de EU, Victoria Nuland, dijo que EU dejaría de observar las disposiciones del Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FCE), debido a que Moscú no ha cumplido con el viejo tratado de adoptado en noviembre de 1990. Rusia suspendió su cumplimiento del tratado en 2007 en respuesta a los planes estadounidenses de establecer sitios de defensa antimisiles en Europa.

Nuland dijo que "ésta es una cuestión en la que hemos venido trabajando desde que los rusos se retiraron. Luego de 4 años de no cumplimiento de los rusos, y después de varios esfuerzos para salvar el tratado, pensamos que es importante tomar algunas contramedidas frente a Rusia. Estados Unidos no aceptará inspecciones rusas de nuestras bases bajo el FCE, y tampoco proporcionaremos a Rusia las notificaciones anuales de la información militar a la que se refiere el tratado. Entendemos que varios, si no todos los aliados estadounidenses de la OTAN, harán lo mismo".