La Junta de la UE en Grecia encarcela a dirigentes sindicales

26 de noviembre de 2011

25 de noviembre de 2011 — La nueva Junta de la Unión Europea (UE) que se le impuso como gobierno a la nación griega, arrestó a altos dirigentes sindicales. Esta es la primera vez que se arresta por motivos políticos a dirigentes sindicales desde que se derrocó a la Junta militar en 1974. Los sindicalistas, dirigentes del Sindicato de Trabajadores Electricistas, encabezaban una campaña de desobediencia civil para obstaculizar el plan del gobierno de recabar nuevos impuestos draconianos a la propiedad, en los pagos de la factura eléctrica. El sindicato se ha comprometido a no permitir que el gobierno le corte la electricidad a los trabajadores y a los pobres de Grecia.

Nikos Fotopoulos, presidente del sindicato de electricistas Genop-DEI y otros 14 dirigentes sindicales fueron arrestados a la fuerza por 80 policías antimotines griegos, quienes intervinieron para acabar con el plantón en el centro de procesamiento de datos de la Corporación Pública de Energía (DEI, por sus siglas en griego), en donde se emiten las órdenes de corte de electricidad. Se acusó a los sindicalistas con obstruir el funcionamiento de un servicio de utilidad pública.

"No nos vamos a echar para atrás en nuestra lucha. Esta lucha tiene que ver con toda la sociedad griega. Se trata de impedir que le corten la electricidad a los hogares de los pobres, los desempleados, los pensionados", dijo Fotopoulos antes de ser detenido en la oficina central de la DEI en Atenas. "La lucha continuará hasta el final. Esta ley se volverá inválida en la práctica, con la ayuda de toda la población".

En respuesta a los arrestos, Genop hizo un llamado a una huelga de 48 horas para hoy y mañana en los centros de procesamiento de datos de la compañía, a la vez que todos los empleados de la DEI en gran Atenas participarán en paros laborales de 4 horas.

La federación sindical de empleados públicos ADEDY y la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE) también denunciaron los arrestos y exigieron la inmediata liberación de los sindicalistas. La Federación de Empleados judiciales, ODYE, también condenó el uso de la fuerza policiaca y las "tácticas inaceptables" que tienen como blanco las luchas de protesta de los empleados de la DEI.

El vocero parlamentario del Partido Comunista de Grecia (KKE), Spyros Halvatzis afirmó que "una vez más se ha probado que es necesario usar la policía para imponer políticas antipopulares".

El parlamentario de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza) Vassilis Moulopoulos destacó que "el gobierno de Papademos presentó sus credenciales", agregando que él "no recordada que se hubiera detenido a ningún otro presidente de una federación sindical desde los tiempos de la Junta".

Se esperan más protestas dado que se supo que el Ministro de Energía y Cambio Climático Yiorgos Papakonstantinou va a anunciar un aumento en las tarifas eléctricas hasta en un 19%. Papakonstantinou, anteriormente Ministro de Finanzas que vendió Grecia a sus acreedores europeos, ha estado muy ocupado expandiendo las instalaciones de turbinas de viento y energía solar, todas las cuales son tremendamente costosas para un país que está descendiendo rápidamente a los niveles de vida de un país del Tercer Mundo.