Los partidistas no son patriotas, los patriotas no son populistas

11 de febrero de 2012

6 de febrero de 2012

El Partido Democrático y el Partido Republicano están conduciendo al pueblo estadounidense por el camino de la destrucción. Al hacer sus sucios acuerdos tras bambalinas, rehusando por razones partidistas, oponerse a Obama, mientras que este demente instrumento bélico británico se alista para desatar una Tercera Guerra Mundial termonuclear, están dejando a los estadounidenses en estas elecciones con las opciones a escoger entre el arsénico o el cianuro. Ambos caminos llevan a la muerte.

Ya es hora de que los estadounidenses se despierten y ¡aprendan a pensar! Es decir, realmente ¡a pensar por sí mismos! Si deseas sobrevivir tienes que poner a un lado los axiomas populares que te han llevado por este camino. Fue tu capitulación a la opinión popular lo que ha sido la ruina de los estadounidenses por décadas. ¿Por qué nadie a de seguir reverenciando a un sistema oligarca que se opone a tu verdadero interés humano creativo que se propone? Un sistema que ahora está totalmente en bancarrota y no tiene otra dirección hacia donde ir sino hacia abajo. De manera que, no se queden ahí sentados, levántense y peleen, cuando el enemigo de la humanidad se encuentra en su momento de mayor debilidad.

Tal vez quieras tomarte unos momentos para reflexionar un poco sobre la realidad histórica, y mirar lo que pasó a los alemanes que se rehusaron a enfrentar a Hitler, por puro miedo. Junto con el liderazgo del Partido Democrático, hacia abajo y más abajo, hasta mis opositores en las primarias demócratas, ciudadanos que de otra manera serían patriotas hoy respaldan a un criminal que muchos de ellos desprecian, simplemente por miedo de que decir la verdad pueda resultar en la elección de alguien que es tan malo, pero republicano. Saquen a Obama ya, y todos estos fracasados republicanos se caerán por su propio peso. Podemos sacar valor de ese gran patriota Franklin Roosevelt, quien dijera: “A lo único que le debemos temer es al miedo mismo, al terror indescriptible, irracional, e injustificado, que paraliza los esfuerzos necesarios para convertir una retirada en avanzada”.

Mi campaña, conjuntamente con la lista nacional de candidatos larouchistas, está dando el ejemplo de un liderazgo valiente que actúa a favor de los intereses del progreso humano. Estamos comprometidos con la clase de planes de recuperación de la economía impulsados por la ciencia y la tecnología que tratan sobre los intereses comunes de la humanidad para varias generaciones por venir. Esta fue la intensión y lo expresado por nuestros padres fundadores al construir nuestra república. Esta nación debe tomar otra dirección y restablecer para sus ciudadanos una misión superior. Debemos relanzar de inmediato nuestro programa espacial tripulado, comenzando con la colonización de la Luna y Marte. Para llegar a Marte, necesitamos energía de fusión termonuclear, entre otras muchas nuevas tecnologías, que mejorarán todos los aspecto de la sociedad. Tenemos que parar los rescates financieros a los especuladores reestableciendo la ley Glass-Stegall, y utilizar la Constitución para financiar la construcción del la Alianza Hidráulica y Energética de Norte América (NAWAPA), para aumentar enormemente la capacidad de agua potable a nivel nacional, y desarrollar nuevos recursos en nuestra región ártica. Tenemos que colaborar con Rusia, China y otras naciones que estén incursionando en el espacio en la Defensa Estratégica de la Tierra, que incluye desde terminar con los planes de guerras nucleares para siempre, hasta prevenir los impactos de asteroides. Tenemos que hacer todo esto, porque son una expresión enorme de nuestro desarrollo verdaderamente humano, creativo y antientrópico. Ese el renacimiento del pensamiento que destruirá a la oligarquía de una vez por todas.

Con ustedes en la pelea.

Kesha Rogers