Se concentra poder aéreo en contra de Irán

30 de abril de 2012

29 de abril de 2012 — El ya de por sí poderoso contingente de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en el Golfo Pérsico se ha reforzado en las últimas semanas con aviones de combate adicionales, quizá hasta con tres escuadrones de aviones F-22 y F-15. Según varios informes de prensa que han aparecido en los últimos dos días, llegaron un número no especificado de F-22 a la base aérea de Al Dhafra, en los Emiratos Árabes Unidos la semana pasada, para "enviarle un mensaje" a Irán, a pesar de que la Fuerza Aérea niega que esa haya sido su misión.

La misión fundamental de los aviones de combate F-15C con superioridad aérea de la Guardia Nacional Aérea de Massachusetts y la 18avo Ala de Combate de Okinawa, es dejar el espacio aéreo libre de enemigos y establecer un control aéreo total para que los bombarderos puedan entrar y bombardear sus objetivos sin ser molestados. Desde una perspectiva puramente táctica, esto no debería ser un gran problema, dado que la fuerza aérea de Irán está compuesta principalmente de aviones viejos y obsoletos que compró el Sha por allá por los 1970. Si bien debe señalarse que no se han desplegado los F-22 en zonas de combate anteriormente, en parte debido a que es demasiado costoso arriesgarse a perderlos y en parte debido a que hubo por lo menos un accidente y varios episodios de pérdida de conocimiento de los pilotos debido a su sistema de oxigenación a bordo, lo que llevó a la inmovilización de toda la flota durante meses el año pasado, aunque el problema todavía está por diagnosticarse.

El despliegue de la Fuerza Aérea complementa al despliegue de la Armada de EU que incluye dos portaviones, que cargan entre los dos unos 120 aviones de combate, y numerosos barcos y submarinos armados con cientos de misiles cruceros Tomahawk.