La conspiración de Cass Sunstein

12 de may de 2012

La conspiración de Cass Sunstein

por Dave Christie

10 de mayo de 2012 — ¿Dónde está el "bigote de Obama" para Cass Sunstein? ¿Por qué trata de esconderlo, cuando su protegido, Obama, muestra su bigote con tanto orgullo? En esencia, Obama fue creado y promovido por una conspiración imperialista británica, a similitud de la conspiración también dirigida por los británicos que llevó a Adolfo Hitler al poder en los años de 1930. Los británicos impusieron a Obama para que cumpliera con la misión de aplastar sin miramientos a la Constitución de Estados Unidos, asesinando estadounidenses con su programa para hacerle eutanasia a los "comensales inútiles", conocido como Obama-care, asesinando estadounidenses a quienes califica de "terroristas" sin ningún juicio previo, y desatando guerras como la que hizo contra Libia, con la bandera del Consejo para Prevenir Atrocidades de la esposa de Cass Sunstein, Samantha Power. Inclusive los que más ardientemente rechazan el bigote de Obama, no pueden negar ahora que hay una conspiración para hacer de Obama un símil de Adolfo Hitler.

Ahora hay mayores evidencias del golpe fascista que Obama tiene en marcha, que provienen de que se filtró el documento FM 3-39.40 Internment and Resettlement Operations, que muestra los planes para crear campos para "reeducar" disidentes políticos para que "entiendan y aprecien las políticas y acciones estadounidenses". El documento incluye también planes de trabajo forzado, que obliga a que preguntemos si pondrán en el arco de la puerta de entrada a estos centros de detención la frase "Arbeit Macht Frei" ("el trabajo me hace libre", como en los campos de concentración nazi). Es indudable que Cass Sunstein está muy entusiasmado ante la posibilidad de utilizar estos centros para reeducar esos disidentes políticos que están esparciendo "teorías conspirativas falsas", que fue el tema que trató en un documento que escribió en el 2008, titulado Teorías conspirativas. En ese documento promueve la idea de utilizar agentes para infiltrar las organizaciones políticas atacándolos a través de sus "salas de chateo, redes sociales electrónicas, e inclusive en grupos de espacio real", utilizando métodos como los "elaborados por el colonialismo británico" [1] en el campo del Análisis de Redes Sociales.

Cass Sunstein fue coautor de Teorías conspirativas con Adrian Vermeule, quien a su vez también fue coautor de un documento titulado Desmistificando a Schmitt, sobre el jurista estrella de los nazi, Carl Schmitt. Fue la teoría del "Fuhrerprinzip" de Schmitt la que se convirtió en la justificación para la dictadura de Adolfo Hitler, quien argumentaba que en momentos de crisis el líder es el juez, el jurado y el verdugo. Citamos del artículo de Vermeule lo siguiente: "Schmitt señaló que el 'extraordinario legislador' [es decir, el Presidente del Reich o imperio] puede crear hechos consumados, en oposición a la forma ordinaria de legislar. En efecto, especialmente medidas de consecuencia, como por ejemplo las intervenciones armadas y las ejecuciones, ya no se pueden apartar". Los argumentos de Schmitt le dieron el fundamento al "ejecutivo unitario" del gobierno de Bush, la misma teoría de un ejecutivo unitario que Obama denunció en su campaña presidencial de 2008. Sin embargo, hoy Obama está tratando de superar al gobierno de Bush en esta carrera por imponer una dictadura hitleriana, y destruir nuestra Constitución, y específicamente la separación de poderes.

Sunstein toma el tema de la separación de poderes citando el caso de "Marbury vs. Madison", en un artículo publicado en el Yale Law Journal, titulado Más allá de Marbury: Los poderes del ejecutivo para decir qué es la ley, en donde escribe que está "agradecido con Adrian Vermeule por tantas discusiones". En su introducción Sunstein dice: "No hay razón para creer frente a la ambigüedad estatutaria, que la formulación de las leyes federales debería asentarse por la inclinación y la predisposición de los jueces federales. El resultado debería depender más bien del compromiso y las creencias del Presidente y de aquellos que trabajan bajo su mando. El objetivo más importante que busco en este ensayo es el de reivindicar la autoridad de la rama ejecutiva a interpretar la ley".

Así que de nuevo, Cass, ¿en dónde está tu bigotito?

El problema que enfrenta nuestra nación en estos momentos no es nada menor que el problema que enfrentamos en la fundación de nuestra nación: ¿somos dignos y capaces de gobernarnos nosotros mismos? Estas eran las cuestiones fundamentales con las que lidiaron los padres fundadores en obras tales como los Escritos Federalistas. Ellos sabían que sin los principios del bienestar general, la posteridad y la soberanía, no existiría el concepto del gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, que se mantuviera por generaciones y que representara algo más fundamental e importante que la vida mortal individual. Sin ese concepto constitucional, solo existiría la tiranía de una reina, un rey o un emperador, o una variedad de dictadura como la que representa hoy Obama.

Estos principios constitucionales fundamentales son el factor clave que subyace a la plataforma del movimiento nacional de candidatos larouchistas: la ley Glass-Steagall, una banca nacional, y el NAWAPA XXI. Estas son las únicas políticas competentes disponibles en estos momentos, y estamos movilizando a un movimiento nacional alrededor de ellas. Sacar a Obama, y adoptar la resolución NAWAPA XXI, es hoy la prueba que demuestra si somos dignos y capaces de darnos un gobierno.

Notas

1 Ver, INSNA: Handmaidens of British Colonialism, Is the Devil in Your Laptop? pg. 20-30

Links:

[1] http://larouchepac.com/node/9497