Primer Ministro Medvédev repite advertencia de guerra termonuclear. ¡Obama debe ser apartado de su cargo ya!

18 de may de 2012

Primer Ministro Medvédev repite advertencia de guerra termonuclear. ¡Obama debe ser apartado de su cargo ya!

Para su circulación inmediata

17 de mayo de 2012 — En la víspera de su viaje a Estados Unidos, donde se reunirá con el Presidente Barack Obama, el Primer Ministro ruso Dmitri Medvedev transmitió un mensaje inequívoco a Obama y a sus cómplices en la OTAN que amenazan con intervenir con operaciones de cambio de régimen en Siria, Irán y en cualquier otra parte. Tales acciones pueden conducir a "guerras totales, incluso con armas nucleares".

La advertencia de Medvédev, que la hizo en el marco del Foro Judicial Internacional que se lleva a cabo en San Petersburgo, es un seguimiento a la advertencia que había hecho el pasado 3 de mayo el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, general Nikolai Makarov, con respecto a que la política de Estados Unidos y la OTAN sobe defensa antimisiles en Europa podría llevar a un primer golpe preventivo por parte de Rusia, así como la advertencia que había hecho el propio Medvédev en noviembre último.

Los rusos están dejando en claro que no van a tolerar ningún ataque a la soberanía nacional. No obstante, el Presidente Barack Obama, operando bajo el sometimiento de la estrategia imperial británica para aplastar toda soberanía nacional, ha mantenido su política provocadora, presionando a Siria, Irán y a la propia Rusia. Así que, a menos que Barack Obama sea destituido de su cargo, por medios constitucionales, el mundo se dirige hacia una guerra termonuclear.

Esas no son fanfarronadas; los rusos son sumamente serios. La cuestión es si lo somos nosotros. ¿Podemos enfrentar la realidad de que un intercambio de armas nucleares probablemente exterminará toda la vida sobre este planeta? ¿Podemos dejar de actuar, cuando no solo nuestra familia y la posteridad, sino que toda la civilización puede ser barrida de la faz de la Tierra, porque toleramos a un Presidente que recibe órdenes de lunáticos malthusianos como el príncipe Felipe y la reina de Inglaterra?

El títere británico Obama ya ha dado causas bastantes para su destitución en virtud de la Sección 4 de la 25ava Enmienda, o el enjuiciamiento político, por las múltiples violaciones a la Constitución. Cada día que ocupa su puesto, la situación empeora. Pero cuando el imperio británico enfrenta una implosión financiera, y se lanza a una confrontación final con Rusia y China, eso lleva a Obama emprender acciones que provocarán una guerra termonuclear. Estados Unidos y el mundo en su conjunto se encuentran en un peligro patente de extinción, a menos que Obama sea destituido.

La advertencia de Medvédev

Con la presencia del Procurador General de Estados Unidos, Eric Holder, sentado atrás de él, el Primer Ministro Medvedev explicó la postura de principios de Rusia:

"Me gustaría destacar que necesitamos actuar al unísono frente a los desafíos globales modernos, tales como la proliferación de las armas de destrucción masiva, el terrorismo internacional, el delito transnacional organizado, el narcotráfico y la amenaza de los desastes naturales y los ocasionados por el hombre. Esto lo podemos lograr solo mediante los esfuerzos colectivos de los Estados basados en el respeto irrestricto a la supremacía de la ley...

"En mi opinión, lo que representa un peligro particular son las acciones unilaterales que violan los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas, que es la jurisdicción principal donde la comunidad internacional planea sus problemas. De hecho, esta es la única jurisdicción que tenemos, aunque no le guste a algunos. Pero verdaderamente es la única jurisdicción. Y entendemos que la Carta de la ONU exige el respeto al poder supremo de la ley y la soberanía de los Estados.

"Lo otro que yo creo que es importante, considerando mi experiencia en la política, es el concepto de la soberanía de los Estados. No se le debe socavar ni siquiera a nombre de lograr alguna ganancia política inmediata, como sería la elección a un cargo particular. Tales intentos amenazan el orden mundial. Han habido muchos ejemplos recientes en donde se socaba el concepto de la soberanía de los Estados. Operaciones militares en contra de Estados en donde se pasa por encima de las Naciones Unidas; declaraciones de ilegitimidad de ciertos regímenes políticos a nombre de Estados extranjeros en lugar del pueblo del país del que se trate, así como la imposición de diversas sanciones colectivas, pasando pora encima de las instituciones internacionales, son algunos ejemplos. Esto no mejora la situación en el mundo, mientras que la temeraria interferencia militar en los asuntos de otro Estado resulta por lo común en que suben al poder los radicales. Tales acciones, que socavan la soberanía de los Estados, pueden conducir fácilmente a guerras regionales a escala total, incluso —y no trato de asustar a nadie aquí— con el uso de armas nucleares. Todos deben recordar esto, en especial cuando analizamos el concepto de la soberanía de los Estados".

De este modo, cuando Obama amenaza con repetir su operación anticonstitucional en Libia, esta vez en contra de Siria, no solo amenaza con desatar una desastrosa guerra regional, sino una confrontación directa con la segunda mayor potencia nuclear del mundo, Rusia. Obama no atiende los ofrecimientos de cooperación de Rusia, y sigue empujando hacia la muerte.

Algunos en el Congreso han dado un paso al frente para tratar de detener la demencia de Obama. Específicamente, la propuesta HCR 107 del representante Walter Jones establece que cualquier presidente que inicie una guerra sin la aprobación del Congreso sería sometido de inmediato a un juicio político. Esto es un primer paso, pero desafortunada y deplorablemente muy pocos han tenido el valor de unirse a él. Ahora el senador Jim Webb ha introducido en el Senado la propuesta S. 3619, para tratar de detener una guerra ilegal preventiva. Hasta ahora, también el sigue prácticamente solo.

Ya no puede haber más ninguna ambigüedad sobre las consecuencias de permitir que Obama siga en su cargo. Actúa ahora para destituir políticamente a Obama de su cargo, o serás culpable por la inminente destrucción termonuclear del planeta. Por lo pronto, esa destrucción se puede impedir. Pero solo si actúas.

Ponte en contacto con LPAC de inmediato en www.larouchepac.com o al 800-929-7566 y únete para sacar a Obama, y para construir un futuro real para la humanidad.