Rusia lo deja en claro: el documento final de la ONU no exige que Assad renuncie

2 de julio de 2012

2 de julio de 2012 — El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov dejó absolutamente en claro que los medios occidentales, Estados Unidos, los británicos, los sauditas o cualquier otro que diga que la conclusión de la reunión del Grupo de Acción sobre Siria en Ginebra fue pedir la renuncia del presidente sirio Bashar al Assad, está mintiendo.

En una declaración a Itar Tass, Lavrov dijo: "El documento no requerirá la renuncia" de Al Assad.

"En la versión inicial había una frase que decía que debían ser excluidas las personas que obstruyen la paz" dijo, pero "esto es contrario al principio de un dialogo político inclusivo en Siria y el principio de no interferencia en los asuntos internos de los Estados soberanos de la Carta de las Naciones Unidas. Esto es contrario a la lógica que dice que deben ser los mismos sirios los que decidan su destino... Esta es la razón por la cual la tesis que dice que es necesario excluir a alguien del proceso de paz fue eliminado ante nuestra insistencia", destacó. Lavrov también subrayó en otras declaraciones a la prensa que los países que están fomentando, financiando o armando a terroristas o combatientes de la oposición tienen que ponerle un alto y forzar a estos grupos a las negociaciones de paz.

Lavrov se hizo eco del ministro de relaciones exteriores de China, Yang Jeichi, quien le dijo a los reporteros en Ginebra que China apoya el acuerdo y que "solo los sirios pueden llevar a cabo el plan transitorio en relación a Siria y con el apoyo de todas las partes importantes involucradas de Siria", según informó la agencia de noticias siria, SANA. El ministro de Relaciones Exteriores de China dijo también que China celebra los resultados de la reunión sobre los términos de transición para Siria, "agregando que siempre y cuando las partes estén comprometidas con pláticas pacientes, neutrales y a profundidad, entonces se podrá llegar a un entendimiento" sostiene SANA.

El texto del acuerdo mismo confirma absolutamente lo que dijo Lavrov; no se habla en lo absoluto sobre cambio de régimen, pero esto no le ha impedido al ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, William Hague, mentir todos los días desde que se celebró la reunión. Según la edición del 2 de julio del Independent de Londres, Hague dijo, que "en el gobierno de unidad transitorio propuesto como parte del nuevo plan de paz de las Naciones Unidas no se incluye al presidente sirio Bashar al-Assad".

Pero el acuerdo pone a la oposición terrorista al descubierto, ya que inmediatamente rechazaron el plan Annan de la ONU, que no solo establece objetivos para una transición política negociada que involucra a todas las partes, y las minorías, sino que también deja activo al Grupo de Acción de los países que se reunieron, estableciendo que se van a reunir de nuevo cuando los "acontecimientos" determinen el paso siguiente. El Grupo de Acción incluye a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Turquía, tres miembros de la Liga Árabe —Irak, Catar y Kuwait— debido a las comisiones que ellos presiden y al Secretario General de la ONU (Ban Ki Moon) y de la Liga Árabe (El Araby).

Los británicos, sauditas y los medios que han estado respaldando a los combatientes sirios están furiosos por los resultados de la reunión. El periódico saudí Asharq al Awsat con sede en Londres está repleto de declaraciones de la oposición siria diciendo que ellos rechazan la declaración de Ginebra. Asharq cita al "personaje veterano de la oposición siria, Haitham Maleh" diciendo que"es una catástrofe, el país ha sido destruido, ¿y ellos quieren que nos sentemos con el asesino? El pueblo sirio es el que va a decidir la pelea en los campos de batalla, no esos sentados en Ginebra o en Nueva York o donde quiera que sea" dijo Maleh vía telefónica desde el Cairo, en donde se van a reunir los grupos de oposición el lunes, informó Asharq al Awsat.

El Consejo Nacional Sirio de oposición dijo: "Los sirios no van a aceptar involucrarse en ninguna vía política en tanto continúen los asesinatos" y no va negociar con Assad o con miembros de su "régimen asesino". El Ejército Siria Libre, con sede en Turquía, todavía no se ha pronunciado.