Voces de alerta en Alemania: El Mecanismo de Estabilidad Europeo y los rescates van a desangrar a Europa

5 de julio de 2012

5 de julio de 2012 — En una rueda de prensa en Berlín, este lunes 2 de julio, Wilhelm Hankel y Karl Albrecht Schachtschneider, dos de los famosos "4 académicos en contra del euro", explicaron la demanda legal en contra del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEE) que ellos introdujeron en la Corte Constitucional junto con el partido los Electores Libres, y atacaron la política de rescates bancarios con palabras muy duras.

Hankel dijo que el MEE es un monstruo, que no tiene precedente en el mundo, y que tiene una base de capital que es 140 veces más grande que la del Banco Central Europeo (BCE), 80 veces más grande que la bases del Bundesbank (el banco central alemán) y 50 veces más grande que la de el banco más grande de Europa el Deutsche Bank.

Con ese poder de fuego, va a absorber todo el capital que se necesita para los rescates, y no va a quedar nada para la deuda del sector público, para las municipalidades, para la creación de empleos para los jóvenes, y para las empresas. Va a desangrar a la economía real de Europa, inclusive en términos de las normas democráticas, porque el MEE está diseñado para actuar por encima de las instituciones democráticas de Europa, lo cual explicó después Schachtschneider.

Hankel respondió a una pregunta que hizo el corresponsal de Bueso TV, Stefan Tolksdorf, sobre la manera en que redujeron a la canciller Angela Merkel durante la cumbre de la UE, sobre la interferencia de Obama, y sobre la amenaza de hiperinflación que significa el MEE y otras políticas. Hankel dijo que la conducta de Obama no tiene nada que ver con el euro, en si mismo, sino más con el hecho de que de facto el euro y el dólar están atados el uno al otro. El gobierno alemán debería rechazar cualquier interferencia del lado estadounidense, también rechazar esos comentarios como los dichos por la directora del FMI, Christine Lagarde, quien declaró que si vuelve a escuchar que se haga mención a la Corte Constitucional de Alemania, abandonaría de inmediato la sala.