La ola delictiva con la LIBOR, abre de golpe la puerta para Glass-Steagall

11 de julio de 2012

11 de julio de 2012 — El escándalo en Gran Bretaña en torno a la criminalidad sin límites de los banqueros que se evidencia en la manipulación de la fijación de la tasa de interés LIBOR, ahora ha "brincado el charco" y está golpeando directamente a las instituciones estadounidenses, específicamente a la Reserva Federal de Nueva York, la cual al momento de la investigación estaba a cargo del secretario del Tesoro de Obama, Tim Geithner.

Al mismo tiempo, se ha levantado la protección de los medios sobre Wall Street, y por fin se ventila la verdad sobre la criminalidad de Wall Street, trayendo a la memoria la Comisión Pecora de la era del Presidente Roosevelt. Robert Scheer, autor de The Great American Stick-Up (El gran atraco americano), escribió en la revista The Nation del 6 de julio un artículo sobre el escándalo de la tasa LIBOR, a lo que calificó como "El crimen del siglo". Lo que plantea de entrada Sheer debería ser suficiente para despertar a cualquier congresista estadounidense: "Olvídense de Bernie Madoff y de la Enron de Ken Lay; son simples amateurs en la delincuencia financiera. El escándalo de la tasa de interés LIBOR, que involucra cientos de billones en el corretaje internacional de derivados, muestra cómo juegan los verdaderos 'chicos grandes'. Y estos tipos lo mas probable es que no pasen su tiempo a la sombra, porque los de su ralea reescriben la ley antes de cometer el delito".

Otro golpe apareció en un episodio escandaloso (en el mejor sentido) del programa de TV de Eliot Spitzer, "Viewpoint" (Punto de vista) del 4 de julio en la cadena CNN, en donde entrevistó a Matt Taibbi, un 'sabueso´ financiero y al investigador judicial Dennis Kelleher. Este señaló el punto de que el caso viene desde que se eliminó la regulación bancaria en la década de los 1980, y desde entonces, subrayó Kelleher, la corrupción "se ha convertido en el modelo de los negocios", y Wall Street ha alcanzado el punto en que ahora esta "podrida hasta la médula". El señalamiento de Tibbi es que se trata de un cartel, de que un solo banco no podría influir en la tasa (de los 16 bancos que fijan la tasa, la Asociación Británica de Banqueros pone los primeros cuatro y los últimos cuatro números) a lo que Kelleher agregó: "Libor significa 'más mentiras' ", en un juego de palabras por su pronunciación en inglés.

A lo largo de Estados Unidos, los titulares del martes estuvieron llenos de más revelaciones —que en última instancia vienen de los documentos de Barclays publicados el pasado martes 3 de julio— de que la Reserva Federal de Nueva York estuvo en comunicación directa con Barclays desde inicios del 2007. Forzada a responder a estas revelaciones, la Reserva Federal dijo en un comunicado que ellos "recibieron informes anecdóticos de Barclays sobre los problemas con Libor a raíz de la caída de los mercados en 2007", y que ese diálogo continuó hasta el desplome de Bear Stearns en marzo de 2008. Pero en lo que se indica que había algo más que un simple "intercambio de información", la Reserva Federal admitió que "posteriormente compartimos nuestros análisis y sugerencias con las autoridades pertinentes del Reino Unido, para reformar la Libor".

Con base en esos informes, el Congreso se vio forzado a por lo menos empezar a reaccionar. La Subcomisión de Servicios Financieros Sobre Vigilancia e Investigación de la Cámara de Representantes de EU, ha enviado una notificación a la Reserva Federal, pidiéndoles las transcripciones específicamente de las llamadas entre Barclays y la Reserva Federal durante ese período. En la carta, el representante republicano de Texas, Randy Neugebauer, presidente de la subcomisión, dice que están interesados en "12 contactos entre Barclays y la Reserva Federal de Nueva York relacionados a la Libor". Ayer, el senador demócrata de Dakota del Sur, Tim Johnson, presidente de la Comisión Bancaria del Senado de Estados Unidos, indicó que su equipo ahora está preparando informes para los miembros de la Comisión y que Ben Bernanke y Tim Geithner "deberían prepararse" para testificar sobre este asunto. El periódico Baltimore Sun reveló que Geithner incluso tuvo una reunión programada para el 28 de abril con una nota en su calendario que decía "fijar LIBOR". De acuerdo al Sun "al menos ocho miembros del personal de alto nivel" fueron invitados a asistir.

Para cualquier evaluación, esas audiencias por si solas podrían ser muy polémicas, aunque van a suceder muchas más cosas antes de que empiecen. Hasta ahora, con sólo lo expuesto en el contenido de un simple correo electrónico, de hecho, la "temperatura" podría ponerse mucho más caliente. Un correo electrónico, revelado por el Baltimore Sun, enviado en el 2006 por un corredor a uno de los funcionarios que fijaba la tasa LIBOR, dice, "Para el lunes tenemos 3m [tres meses] de efectivo aquí en NY y nos gustaría que se fije el ajuste lo más bajo que sea posible". ¿Cómo les quedó el ojo?