En Memoria de Neil Armstrong, un héroe estadounidense

27 de agosto de 2012

26 de agosto de 2012 - Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11 y el primer hombre en pisar la Luna, murió el sábado pasado a la edad de 82 años. Lo que hace a Armstrong un héroe estadounidense y una figura histórica conocida a través del mundo, no fue sólo el haber logrado eso que había sido el sueño de toda la humanidad por siglos, sino su dedicación para que el alunizaje no fuera el final, sino sólo el comienzo de la exploración del espacio. En lugar de hacerse ejecutivo de una empresa o una figura mediática, Armstrong se volvió profesor universitario, para ayudar a preparar la siguiente generación de exploradores.

Neil Armstrong fue un hombre afable, reservado y muy tranquilo, que nunca hizo alarde de su fama, ni trató de sacar provecho de ella. Raras veces apareció en público después de salir de la agencia espacial, un poco después de salir del programa Apolo y por décadas, sólo iba a Washington a las principales celebraciones del alunizaje y sólo con la invitación, y seguramente persuadido por el presidente de Estados Unidos.

Pero se enojó tanto cuando Obama ordenó la cancelación del programa Constellation (el programa de la NASA que se encargaba de la creación de la nueva generación de naves espaciales para viajes tripulados) en febrero del año 2010, que viajó al Congreso de Estados Unidos y se unió en mayo de ese mismo año a Gene Cernan, comandante del Apolo 17, el último hombre que caminó sobre la Luna, para plantearle al Congreso el caso de la exploración espacial.

Armstrong dijo que encontraba "desconcertante" la propuesta de Obama para cancelar Constellation, el programa para regresar a la Luna. Esto es como si "el presidente Thomas Jefferson anunciara en 1808 que los estadounidenses 'no necesitaban ir al oeste del río Mississippi, ya que la expedición de Lewis y Clark ya había estado ahí' " (Fue la primera expedición que partió del este de EU, llegó a la costa del Pacífico y regresó).

Un mes antes, él junto a Cernan y Jim Lovell, el comandante del Apolo 13, enviaron una carta a Obama que describía su propuesta como un "desliz a la mediocridad" y además "devastadora".

Durante una audiencia, el congresista Michael McCaul (republicano del estado de Texas) le dijo a Armstrong: "Dentro de mil años, nadie en esta sala será recordado, a excepción de usted". Sólo si hacemos nuestro trabajo.

Hace algunos años, el actor Tom Hanks, que interpretó a Lovell en la película "Apolo 13", produjo un cortometraje que él narra, titulado "Grandiosa Desolación; caminando sobre la Luna en 3D". Comienza con entrevistas a unos niños en un museo de California. Casi ninguno de ellos pudo responder a la pregunta de "¿quién fue el primer hombre en caminar sobre la Luna?", razón por la cuál, de hecho, Hanks realizó la película.