El momento Watergate de Obama

14 de junio de 2012

[disponible como volante para distribución masiva]

13 de junio de 2012 — Fue el 11 de abril de 2009, cuando Lyndon LaRouche identificó por primera vez la mentalidad psicopatológica de Barack Obama igual a la de Nerón. Desde que hizo este diagnóstico inicial, LaRouche le ha estado planteando de modo consistente a los patriotas en las instituciones de gobierno que se muevan para destituir a Obama de su cargo antes de que sea utilizado por sus controladores británicos para destruir a Estados Unidos y al mundo. Ahora en esta fecha ya tan avanzada, cuando nos encontramos cerca del 40avo aniversario del Watergate de Nixon, la ola finalmente está cambiando de dirección, y hay indicios de que Obama podría muy bien encontrarse con su Momento de Watergate. Luego de que se hicieron públicas una serie de dañinas filtraciones relacionadas con la seguridad nacional, que fueron publicadas en las últimas semanas en la prensa dominante, Obama negó categóricamente en una conferencia de prensa el 8 de junio, al igual que Nixon, que su Casa Blanca estuviera de algún modo involucrada en estos delitos. Desde entonces, importantes miembros del Congreso de ambos partidos, han pedido que esto se investigue de inmediato, y que se nombre incluso un fiscal especial independiente con órdenes de llevar esta investigación hasta lo más alto. Cuando se ve esta acción junto con la multitud de otras acciones que están en marcha actualmente en contra de Obama, como el caso ya en proceso en contra del Procurador General de Obama, Eric Holder, por su papel en el encubrimiento del asunto Fast & Furious (la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes tiene programado votar el 20 de junio, sobre los cargos contra Holder por desacato al Congreso) el olor del Momento de Watergate de Obama se percibe a una mano de distancia.

El 11 de junio de 2012, Lyndon LaRouche habló sobre la posibilidad de la destitución de Obama. Lo que sigue son extractos de esa discusión:

"Si ven el proceso de enjuiciamiento político de Nixon, van a percibir características similares aquí. Ya viene, y en lo esencial, justo a tiempo, ojalá. El molino está comenzando a moler. Yo no creo que esto lo van a echar para atrás fácilmente.

"Ahora bien, los británicos van a reaccionar. La reacción importante no va a venir de Estados Unidos, va a venir de Londres, porque todo el proyecto, como el mismo Obama, es un proyecto de Londres. Por lo tanto, en esto hay cosas imprevisibles. Pero es seguro decir que por lo que estamos pasando, es algo que Estados Unidos ya ha tenido esta vivencia antes, con Nixon, y ahora a Obama lo están tratando de la misma manera. Yo se que la evidencia existe, es decir, la evidencia que se necesita para sacar la conclusión apropiada: Sabemos que el tipo está loco, sabemos que es tan torcido como llegó, no tiene honor, no tiene ninguna moral, en absoluto. ¡Nixon parece un querubín comparado a este personaje! Y la cuestión es que, está matando gente; asesinatos de personas solo en base a su autoridad, 'yo soy el Presidente, yo asesino'. ¿Qué es esto? Como dije hace unos años, estamos viendo al emperador Nerón. Este tipo es el emperador Nerón, es una reencarnación del emperador Nerón; el fue seleccionado, por la gente que lo escogió, ¡porque tenía ese perfil! Y finalmente la gente está diciendo: 'Bueno, yo podría ser el próximo asesinado por este bicho'. Ustedes saben, hay un senador o un miembro influyente del Congreso, y gente que ellos conocen es asesinada por esta criatura. Y ellos dicen: 'Podría ser yo, podría ser yo, podría ser yo'. Ellos además ven que no hay esperanza en caso de que este tipo ganase. No hay victoria posible de Estados Unidos, con este bicho en el cargo.

"Así que se ha puesto en juego una concatenación de circunstancias, y este personaje está implícitamente condenado políticamente. Si el no está condenado, estonces Estados Unidos lo está. Y creo que ese mensaje le llegó con claridad a un número cada vez mayor de gente influyente en círculos de Estados Unidos.

"Esperemos que las fuerzas que han comenzado a moverse primero muy lentamente, ahora se moverán de manera más clara para sacar a Obama de su cargo, porque si no sacamos a Obama de su cargo, ¡despídanse de Estados Unidos, entre otras cosas! Este año. Hay que sacar a esta cosa del cargo: Esto es un dictador. Es una copia del emperador Nerón. Uno no hace tiempo con un emperador Nerón. Este es un emperador Nerón, tal y como yo advertí hace tres años. El ha demostrado que yo estaba en lo correcto todo el tiempo, sobre sus características, en cada una de ellas. Es un dictador, como el emperador romano Nerón. ¡Miren su índice de asesinatos! ¿Que clase de monstruo es este? Tenemos que sacarlos del cargo, o no habrá civilización.

"Y esto se debe ver no solo como un problema de Estados Unidos. Tenemos que enfrentar esto como un problema transatlántico. Que afecta a Rusia, China, India, y demás, así como a la región transatlántica. Por lo tanto, ¡debemos resolver este problema, ya! En los próximos meses. Y tal vez, solo tal vez, lo que ha sucedido con la arremetida hacia el enjuiciamiento político de Obama, o su destitución sumaria del cargo, por otras causas, esa es la única esperanza que tiene la humanidad: ¡Saquen a este tipo de su cargo! Cualquiera que no esté trabajando para sacarlo de su cargo, es un cobarde, o un traidor, un traidor a la civilización, y ya es hora de que entendamos eso".