Siete gobernadores piden que se suspenda el mandato de producir etanol con el maíz; ... Obama exige la producción de más ...

31 de agosto de 2012

Siete gobernadores piden que se suspenda el mandato de producir etanol con el maíz; el orate de Obama exige la producción de más "bioproductos"

31 de agosto de 2012 — Para esta semana, ya son siete los gobernadores que le piden al Gobierno de Obama que suspenda el mandato federal que exige que la gasolina que se consuma en Estados Unidos deba contener un 10$ de bíocombustible proveniente del maíz. Esto está generando una devastación a nivel nacional en los sectores ganaderos y de la carne, y está obstaculizando la cadena de alimentos internacional.

Se está desenvolviendo una catástrofe internacional de alimentos en tanto que un tercio de la producción anual de maíz en el planeta, se ha concentrado en el Medio Oeste de Estados Unidos, donde la sequía extrema y el calor han reducido gravemente la cosecha de este año.

El Gobierno de Obama, fiel a su naturaleza, no solo está utilizando tácticas obstruccionistas, sino que está intimidando con sus dos campañas prioritarias: 1) más productos biológicos; 2) más mercados locales agrícolas, como el modelo agrícola del futuro. Inclusive Obama desplegó parte de Americorps para que se encarguen de armar los mercados locales de productos agrícolas.

Esta semana, el gobernador Rick Perry (republicano de Texas) y el gobernador Bob McConnell (republicano de Virginia), le escribieron a la Agencia de Protección del Medio Ambiente pidiéndole que suspenda las exigencias de la Norma para Combustibles Renovables (RFS en sus siglas en inglés). Sus estados se especializan, respectivamente, en la producción de reses y aves de corral.

Los otros cinco gobernadores que han hecho peticiones similares son: el gobernador de Arkansas, Mike Beebe (republicano); el gobernador de Carolina del Norte, Bev. Perdue (demócrata); el gobernador de Georgia, Natahn Deal (republicano); el gobernador de Maryland, Martin O'Malley (demócrata); y el gobernador de Delaware, Jack Markell (demócrata).

Estas peticiones no tienen precedente. Desde el 2005, cuando este mandato federal se echó a andar, la única otra ocasión en que un gobernador pidió un alivio fue el gobernador de Texas, Rick Perry, en el 2008, y la EPA (entonces bajo el gobierno de George W. Bush) se rehusó.

La Asociación de Combustibles Renovables (RFA en sus siglas en inglés), que representa a los grandes y pequeños productores que controlan las destilerías de etanol, está haciendo berrinches. Ayer, la RFA envió una declaración en la que dice que, "el arranque de los gobernadores que se apresuran a apaciguar los pedidos de los ganaderos y las industrias de alimentos procesados están ignorando el daño que una exención le haría a los consumidores en las bombas de gasolina"