China y Rusia acuerdan una estrategia de supervivencia económica en la cumbre de APEC

10 de septiembre de 2012

10 de septiembre — En la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés), que se realizó en la ciudad rusa de Vladivostok, quedó clara una cosa: el camino para sobrevivir económicamente a la profunda depresión mundial, está trazado, removido, escavado, allanado, construido y pavimentado, o dicho de otra forma, transformado por la mente y las manos del hombre en las instalaciones productivas para el apoyo de la existencia de la humanidad; es decir, la infraestructura. Y gran parte de esa infraestructura se necesita construir en el extremo oriente de Rusia y la región vecina.

El llamado por el desarrollo de infraestructura lo encabezó la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China (CNDR) el miércoles pasado, antes de la cumbre, cuando anunciaron la aprobación de 25 nuevos proyectos de líneas férreas urbanas e interurbanas con una inversión total de más de 800 mil millones de yuan ($127 mil millones de dólares), a realizarse entre los próximos tres a ocho años. La inversión mejorará y expandirá el sistema de tránsito ya existente, en ciudades de primer nivel como Shangai (158 mil millones de yuan) y Guangzhou (124 mil millones). Se construirán sistemas completamente nuevos para muchas ciudades más pequeñas; los residentes de ciudades de un segundo nivel como Xiamen en la provincia de Fujian, Taiyuan en la provincia de Shanxi y Lanzhou en la provincia de Gansu, pueden esperar transportarse con nuevos metros subterráneos en los próximos años.

La CNDR ha venido acelerando la aprobación de los proyectos desde abril y los gobiernos locales han lanzado muchos planes de estímulos para reforzar sus economías locales. La inversión total en los paquetes de estímulos para infraestructura anunciados por los gobiernos locales y de las provincias en los pasados meses, podría sumar más de 10 billones de yuan ($1.5 billones de dólares), de acuerdo a los informes de los medios chinos, pero al momento no se sabe bien cuanto de los fondos están comprometidos en firme. La CNDR también planea dar un "pase verde" a proyectos para vivienda de bajos ingresos y proyectos en construcción que incluyen transporte, telecomunicaciones, construcción de ferrocarriles e industrias estratégicas emergentes, para acelerar el inicio de tales proyectos.

Un día después del anuncio del proyecto de tránsito férreo, salió otro anuncio de la CNDR sobre un aumento adicional en el gasto de infraestructura. Los proyectos incluyen 1,254 millas de autopistas en las provincias de Zhejiang y Xinjiang, más nueve plantas de tratamiento de aguas residuales, dos actualizaciones de las vías navegables y proyectos de cinco puertos y almacenes, todo lo cual se añadió a la lista, para un total de inversión para nueva infraestructura mayor a $150 mil millones de dólares.

El presidente de China, Hu Jintao, le dio seguimiento a esto en su discurso de apertura de la cumbre de la APEC, enfocándose en la infraestructura para el crecimiento sostenible. El presidente chino dio un repaso de la economía mundial y dijo que la recuperación es lenta y todavía hay algunos factores de inestabilidad e incertidumbre. El impacto subyacente de la crisis financiera internacional esta lejos de haber acabado, y algunos países enfrentan complejos y difíciles problemas de deuda soberana.

"El crecimiento económico esta enfrentando una notable presión para disminuir, algunas pequeñas y medianas empresas enfrentan momentos difíciles y los exportadores enfrentan mayores dificultades", dijo Hu. "Tenemos la ardua tarea de crear trabajos para los nuevos integrantes de la fuerza laboral", añadió.

También dijo que la región Asia-Pacífico, en conjunto, ha mantenido un sólido ritmo de crecimiento, ha adquirido una posición más importante y ha jugado un rol más prominente en la economía del mundo. "Sin embargo, no debemos sobrestimar el impacto que tienen los graves desafíos de la economía mundial sobre nuestra región, lo cual necesitamos abordar con esfuerzos serios".

Hu Jintao abordó la necesidad de mejorar la infraestructura en el contexto de promover el crecimiento estable y la recuperación, y detalló la visión y la postura de China sobre la construcción de infraestructura para el crecimiento sostenible. Habló sobre la actual situación económica de China y los proyectos de infraestructura y las políticas económicas anunciados recientemente.

Dijo que la región debe de acelerar el desarrollo de la infraestructura, para fortaleces los fundamentos del desarrollo. Señaló que la infraestructura es esencial para lograr el desarrollo económico y social, y que los gobiernos deben desempeñar un papel importante en la construcción de infraestructura y reforzar el apoyo financiero para el desarrollo de la misma. "Debemos mejorar y explorar nuevos mecanismos para la inversión en la infraestructura y financiando y fomentando la participación en el desarrollo de la infraestructura por medio de diversos actores", recalcó. La región Asia-Pacífico debe fortalecer los intercambios y la cooperación para promover conjuntamente la conectividad, los caminos, los ferrocarriles, aeropuertos, oleoductos y gasoductos y la de líneas de transmisión de energía eléctrica en la región.