Realizan maniobras diplomáticas para apagar el detonador entre Turquía y Siria

15 de octubre de 2012

15 de octubre de 2012— El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, propuso que se establezca un "mecanismo de comunicación de seguridad directa entre Siria y Turquía" para calmar la crisis y para "controlar la situación de seguridad en ambos lados de la frontera en el marco de respeto a la soberanía nacional de ambos países", informó la agencia de noticias seria SANA el sábado 13. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria respondió con una declaración oficial donde señalan que "Siria recibe con beneplácito la declaración del ministro Lavrov sobre la necesidad de crear un mecanismo de diálogo directo sobre asuntos de seguridad entre Siria y Turquía". No se sabe si Rusia le presentó ya la propuesta a Turquía.

Otras medidas diplomáticas de emergencia se realizan a iniciativa del ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, del actual presidente de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, y el enviado especial de las Naciones Unidas, Lakhdar Brahimi, quienes se han reunido con el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu. Brahimi llegó a Turquía luego de la reunión del viernes con el rey saudí Fahd, donde acordaron "sobre la grave necesidad de parar un baño de sangre y proporcionar ayuda humanitaria a los más de 2.5 millones de sirios" afectados. La red informativa británica BBC informó que Brahimi "no trae consigo un plan de paz obvio de inmediato", pero si las pláticas en Turquía salen bien, puede salir a Damasco la semana próxima.