ELIMINEMOS EL SISTEMA DE PARTIDOS--Videoconferencia internacional de LYNDON LAROUCHE, 26 de octubre, 8 pm hora del Este de EU

25 de octubre de 2012

ELIMINEMOS EL SISTEMA DE PARTIDOS
Videoconferencia internacional
LYNDON LAROUCHE
26 de octubre, 8 pm hora del Este de EU

Ingrese a la videoconferencia

Para ver las previas en esta serie, visite:
Archivo de videoconferencias

"La pelea no ha terminado aún, y las consecuencias de cualquiera que sea el resultado, están lejos de haberse definido: Porque estamos en el momento en que vivimos bajo la amenaza de que se desate una guerra termonuclear, y tal amenaza ahora, es más la mayor que haya habido nunca, en mis tiempos, antes; nada como esto. Y si Obama es reelecto efectivamente, ya sea mediante un fraude, o por el voto realmente, el resultado será probablemente una guerra termonuclear. Y esa es la gran dificultad, y la gran maldad, que descansa, especialmente, en los hombros del Partido Demócrata, y en especial de sus líderes hoy. Puesto que, si el Partido Demócrata escogiera a Obama, espera un viaje al infierno".

Con estas palabras, comenzó Lyndon LaRouche las observaciones que hizo el lunes 22 de octubre en el sitio electrónico de LaRouchePAC, unas horas antes del tercer y último debate presidencial. En las últimas semanas, el señor LaRouche ha intervenido de modo consistente en el proceso electoral final, a través de videoconferencias semanales regulares en vivo, la próxima de las cuales tendrá lugar este próximo viernes 26 de octubre a las 8:00 PM (hora del Este de EUA, 5:00 PM hora del Pacífico de EUA) y será transmitida por Internet, con traducción simultanea al español en www.larouchepac.com y http://spanish.larouchepac.com

A un año del asesinato extrajudicial del cautivo Muammar Gaddafi, en cuyo momento LaRouche advirtió que el mundo estaba siendo orillado al borde de una guerra termonuclear, el golpe de tambor constante sigue en esa dirección. Más recientemente ha surgido un nuevo teatro en el Pacífico, en la forma de un nuevo escenario de guerra entre China y Japón, en el cual Estados Unidos bajo Obama comenzó una operación para rodear a China. Las disputas territoriales sobre islas solitarias en el Mar del Sur de China amenazan de convertirse en una guerra regional total, una guerra que podría intensificarse rápidamente y consumir gran parte del mundo. Como amenazó la revista Economist: "En ese contexto, las disputas por un terrón de piedra podrían convertirse en algo tan significativo como el asesinato de un archiduque", en referencia clara al detonante que desató la Primera Guerra Mundial.

Simultáneamente, bajo el liderato de Vladimir Putin, Rusia se ha negado a rendir la defensa de su soberanía nacional ante la campaña de chantaje termonuclear que Londres lleva a cabo a través de su títere Barack Obama. Los líderes rusos han dejado en claro de manera consistente que el avance de la colocación en la región del escudo de defensa antimisiles de la OTAN representa una clara y verdadera amenaza a la capacidad de disuasión nuclear de Rusia, que cambia dramáticamente el balance estratégico, ya que reduce gravemente la capacidad de Rusia a responder un ataque en la eventualidad de una guerra termonuclear. La semana pasada, el propio Putin supervisó la prueba exitosa de la nueva generación de la tríada nuclear de Rusia –-tierra, mar y aire—lo cual anunció el Kremlin como "los primeros ejercicios de las fuerzas nucleares estratégicas en esa escala en el último período de la historia rusa", es decir, desde la desintegración de la Unión Soviética.

Y para dejar perfectamente en claro que la amenaza de guerra termonuclear que ve Rusia no es un fantasma, un destacado miembro del partido Rusia Unida y presidente de la Comisión de Política Económica de la Duma del Estado Ruso, Yevgeni Fyodorov, declaró la semana pasada que "actualmente, el mundo empieza a deslizarse hacia una desestabilización total que inevitablemente terminará en una Guerra Mundial... El siguiente acto del guión consiste en iniciar un incendio global, desatar una guerra mundial, en un sentido que combina todos los conflictos locales en un solo sistema de inestabilidad. Con este propósito, hay un dramático aumento en el financiamiento al terrorismo. Al presente, Estados Unidos ha aumentado el financiamiento al terrorismo mundial de manera dramática. Los americanos ahora van a actuar indiscriminadamente, es decir, sin consideración de si lo dan a los aliados o no aliados, amigos o enemigos.... El crecimiento y auge del extremismo es parte del curso hacia la Tercera Guerra Mundial que buscan los americanos".

Desde 1999 LaRouche identificó precisamente este escenario de conflictos localizados que se multiplican para estallar en la forma de una conflagración global, cuando difundió su informe a profundidad en un video titulado "Tormenta sobre Asia". Fue en ese momento en que Tony Blair enunció por primera vez su doctrina imperial del fin del sistema de Westfalia, de los Estados nacionales soberanos, el propia doctrina del cambio de régimen que vemos ahora que se aplica en un país tras otro, desde Irak hasta Libia y Siria e Irán, orillando al mundo en la dirección de una Tercera Guerra Mundial.

En sus comentarios del lunes, LaRouche señaló:

"El informe 'Tormenta sobre Asia" fue realmente el primer indicio que dí, en público, sobre esta amenaza. Ahora bien, Obama no es su propio yo: El hombre es un muñeco, en el sentido de que no tiene ninguna moralidad real, ninguna personalidad real como tal. Esa es su característica. Es una persona odiosa, que odia a todo, le gusta matar; no hay duda al respecto, ¡matar es su placer! Está matando gente, está violando la Constitución y toda ley del mundo con lo que hace. Y la gente está tolerando eso: ¡Son necios! Pero él no es real: En realidad, es un títere, una marioneta. ¿Adivinan de quién? ¡Tony Blair! Y fue Tony Blair quien cometió el fraude, que significó el asesinato de personas, a fin de salirse con la suya para una segunda guerra en Irak. No había ninguna base legítima para desatar esa guerra, que se extendió por un período amplio de tiempo, bajo la monarquía británica y se difundió por todo el mundo, en especial en Asia occidental, y ahí estamos. Así que cualquiera que vote por Obama es algún tipo de necio, algún tipo de tonto, ¡a quien no le importa si viven o no!"

LaRouche concluyó sus comentarios del lunes diciendo:

"Tenemos que eliminar el sistema de partidos, en un sentido, en tanto sistema que controla la selección de la Presidencia; en otras palabras, votar por la 'línea del partido' en una elección presidencial se debe omitir, ¡se debe eliminar! Y tenemos que hacer eso ya. Como dije antes, el candidato presidencial designado por el Partido Republicano no es en sí mismo un problema inherentemente. Podríamos vivir con eso; con Obama ¡no podríamos vivir! Por lo tanto, ¿cuál es la solución? Eliminemos la idea de la autoridad del sistema de partidos. George Washington tenía esa opinión...

"Si queremos unir esta nación, bajo las condiciones de la situación terrible que tenemos ahora, vamos a tener que cambiar las cosas: Vamos a tener que aprobar la Glass-Steagall, ¡y eso es algo absoluto! Sin la Glass-Steagall, esta nación no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir, o la gente de esta nación, en general, no tiene posibilidad de sobrevivir. Si utilizamos la Glass-Steagall, eso quiere decir que la mayoría de los adinerados, que son los especuladores, los especuladores de Wall Street, serán barridos, no porque nosotros los trapeemos, sino porque ¡se merecen ser trapeados! No valen para nada. Y eso quiere decir que tenemos crear realmente un sistema de crédito, en donde consideramos a los bancos que sean legítimos, y solo los bancos que cumplen con la Glass-Steagall son bancos legítimos. Y tenemos que poner en forma a esos bancos. No tienen suficiente dinero, porque les robaron el dinero, a través de los sistemas de rescates financieros. Por lo tanto, vamos a eliminar el sistema de rescates y quitarle esa responsabilidad a Estados Unidos. Y en vez de eso, vamos a hablar con el liderato del Partido Republicano, con los miembros del Congreso de ambos partidos, y los vamos a llevar hacia un sistema de crédito. Es decir, utilizar los recursos del gobierno de Estados Unidos para crear un poder de crédito, que se otorgará como préstamos para realizar los proyectos que si valen la pena, proyectos económico-físicos y similares y cosas que son necesarias de cualquier modo. Bajo esas condiciones, podemos comenzar a sobrevivir.

"Luego, ahí tenemos un proyecto llamado NAWAPA XXI, que se estableció más o menos cuando asesinaron a Jack Kennedy. Eso significaría una recuperación plena de Estados Unidos, porque nos daría de 4 a 6 millones de empleos, para empezar. Y cuando hay 27 millones de personas que están totalmente desesperadas ya, en términos de sus oportunidades de empleo, y con las condiciones de vida, de atención médica y demás, tenemos que pensar, no en términos de 'partido', ¡tenemos que pensar en nuestra nación y nuestro pueblo! ¡Los partidos importan un comino! Si son útiles en los estados, está bien, que sean útiles. Pero ahí representan a los estados, no a la nación. Representan los intereses de diversos estados, no los intereses de la nación. Y nuestro interés nacional es que haya una política económica que nos pueda defender y que dé seguridad a nuestro pueblo en su conjunto, al pueblo de nuestra nación en su conjunto".