Brzezinski advierte sobre la "rápida extensión' de una guerra regional

26 de octubre de 2012

26 de octubre de 2012 — Zbigniew Brzezinski salió en el progrma de Charlie Rose en PBS el martes 23 por la noche, donde rechazó vehementemente cualquier propuesta de armar a los rebeldes en Siria, y denunció a los británicos y franceses por crear ese "embrollo" y habló de que se necesita trabajar con Rusia y China. La alternativa a ello, dijo, sería una guerra regional.

El tema del programa era sobre un documento reciente del profesor del Colegio Nacional de Guerra, Michael Mazarr, el cual plantea que la postura estratégica de EU es insostenible. Mazarr era uno de los invitados del programa junto con el ex asesor de seguridad nacional de Obama, general James Jones y el columnista del Washington Post, David Ignatius.

El anfitrión Rose le preguntó a Brzezinski cómo se podía aplicar en Siria esa "insostenibilidad estratégica", a lo que respondió:

"[Tenemos que considerar]... cuáles son las perspectivas, quizás, de la rápida extensión de esa guerra. Siria es está pegada a Irak. Irak está al borde del rompimiento entre sunnis y shiítas, hundiéndose en una guerra civil. Siria también está al borde, está a punto de estallar, por los Kurdos, y su papel en la región. Si la guerra empieza a extenderse podría ser algo muy, muy desestabilizador. Por supuesto también está Irán como vecino, que se podría ver involucrado de alguna manera. En pocas palabras, yo tengo la sensación, que no está exactamente dentro de nuestros medios, de nuestros recursos, o compatible con nuestra experiencia reciente, meternos en la pelea, sin pensar muy seriamente sobre las probabilidades de que si nos metemos, en particular si nosotros nos metemos en esto —porque no somos precisamente populares en el Medio Oriente en estos días— el resultado será una guerra mucho más amplia, con consecuencias realmente serias entonces para Turquía y quizá también para Jordania y Arabia Saudita, y debido a sus consecuencias económicas, para Europa. Así que yo me temo que la palabra que yo tendería a enfatizar en este contexto es 'prudencia', en vez de 'intervención"'.

Cuando Rose habló sobre el asunto de armar a la oposición, Brzezinski lo interrumpió: "¡No se puede empezar a abastecer de armas a alguien, sin verte inmiscuido en las consecuencias de esto! ¡No se puede mantener esa especie de separación sellada del abastecimiento de armas y finalmente no verte inmiscuido en el proceso. Especialmente si el mismo aporte de armas crea tentaciones para extender la guerra".

Más adelante en el programa Mazarr describía cómo el gobierno de Obama está tanteando una política hacia Siria en el nuevo paradigma, en donde potencialmente se armaría a grupos de oposición, y una variedad de pasos similares, "pero van a ser desordenados y no van a satisfacer a muchos de los proponentes de acciones de corto plazo, y vamos a tener que mantenerlos por un largo período de tiempo. No va a ser tan limpio como lo pensaban alguna vez los proponentes de la intervención". Rose, fuera de cámara, dijo, "Zbig, sonreíste cuando escuchaste lo que el dijo. ¿Qué significa esa sonrisa?". La cámara vira hacia Brzezinski quien se ríe y sonriendo abiertamente responde:

"Bueno, yo simplemente no puedo entender cómo nos podemos ver involucrados en apoyar y armar, y por lo tanto intensificar, el proceso de una guerra civil, sin pensar en cuanto tiempo pueda durar, cuanta sangre se podría derramar, qué tan profundamente nos vamos a tener que ver involucrados, y cómo se podría extender. Esta es una región extremadamente volátil. Se tiene que pensar en ella, no solo en Siria que tiene más de 20 millones de habitantes. Es verdad, han muerto 30 mil pero son 20 millones de personas, y la mayoría de esos 20 millones de personas todavía están controladas por el gobierno. Así que vamos a tratar de derrocar esto. Así que vamos a hacer que se intensifique esa guerra civil, que se extienda más, que sea más sangrienta.

"Y esto va a afectar a los vecinos, porque haría estallar el conflicto sunni-shiíta. Desestabilizaría a Jordania. Ya ha logrado desestabilizar a Líbano. Pudiera arrastrar a los turcos. ¿Están preparados los turcos para lanzarse sobre Siria? Quizá les gustaría que nosotros limpiáramos a Siria, pero si lo tratamos tenemos que preguntarnos sobre las consecuencias. ¿Estamos preparados para hacerlo seriamente, o simplemente los vamos a abastecer con armas, en la medida en que progresivamente vaya empeorando? Yo creo que después de diez años en Afganistán, después del desorden en Irak, más vale que pensemos con calma y fríamente sobre el tema".

A la pregunta de Rose de "Así que, ¿no hacemos nada?", Brzezinski dijo que hay muchas otras cosas que podemos hacer y propuso trabajar con los rusos y chinos para desarrollar una solución viable que se le presente al gobierno de Assad como algo factible, en vez de dictarles nuestras ideas y después denunciarlos por no aceptarlas".

El general Jones dijo, bueno, tenemos que decidir lo que podemos hacer y cómo lo podemos hacer y Brzezinski lo secundó, "Y yo diría, veamos si todavía lo podemos hacer con la comunidad internacional con nosotros, y yo creo que no se debe descartar aún el incluir a los rusos y chinos. Realmente no podemos depender de los consejos de los franceses y británicos, porque ellos son los arquitectos del berenjenal que ahora se está empezando a colapsar". (Énfasis agregado)

Brzezinski también expresó su gran escepticismo sobre nuestra alianza con los sauditas: "Tenemos que ser muy cuidadosos con Arabia Saudita porque los saudíes están inmiscuidos en este momento en echarle fuego al conflicto sunni-shiíta en Siria. ¿Es realmente en nuestro interés? ¿Realmente se supone que debemos de estar apoyando esto?"