Declaración del Consejo Mundial de Iglesias condena crisis en Grecia; señala la ironía del Premio Nobel a la UE

6 de diciembre de 2012

6 de diciembre de 2012 — En una carta abierta emitida desde Grecia el pasado 24 de noviembre, los secretarios generales del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y la Conferencia de Iglesias Europeas (CIE) señalan que el país se enfrenta a un desempleo juvenil de más del 50%, y que los servicios básicos están en riesgo, en la escala de una crisis humanitaria. Hicieron un llamamiento a la Unión Europea para aliviar esta crisis, y señalan la ironía de que la Unión Europea haya recibido el Premio Nobel de la Paz.

Olav Fyske Tveit del CMI y Guy Liagre de la CIE visitaron Grecia, se reunieron con funcionarios del gobierno y líderes de la Iglesia Ortodoxa Griega.

La carta abierta del CMI/CIE dice: "En Grecia, los servicios humanos básicos como la atención de la salud e incluso la disponibilidad de medicamentos tienen un riesgo grave... Junto con la Iglesia de Grecia, también tomamos en serio las implicaciones políticas y sociales del aumento del racismo y el extremismo en Grecia. Son nubes de tormenta en el horizonte que no se pueden deseñar ni pasar por alto".

La carta abierta pone de relieve específicamente que la UE ha sido galardonado este año con el Premio Nobel de la Paz, y dice: "La tragedia económica y humanitaria de hoy en Grecia es un desafío para la UE como constructora de la paz para la próxima generación".

Los eclesiásticos "exhortan a los líderes de la UE para dar una atención urgente y adecuada a la emergente crisis humanitaria en Grecia". El servicio de noticias griego Ekathimerini.com informó de la visita y de la carta abierta.