Senado demanda un plan de guerra en Siria

6 de diciembre de 2012

6 de diciembre de 2012 — El Senado votó anoche 92-6 a favor de una enmienda en la que se exige al Departamento de Defensa que le entregue al Congreso un informe sobre cuales son las actividades militares que se van a requerir para negarle al gobierno de Bashar al Assad el uso de la capacidad aérea en contra de las fuerzas de oposición en Siria. El senador Rand Paul (republicano de Kentucky) el único miembro del Senado que habló en contra de la enmienda, dijo en pocas palabras que, esta le exige al Presidente que le presente al Congreso un plan para una zona restringida de vuelos. Primero que todo, destacó, no hay ninguna certeza de que "los rebeldes sirios sean amantes de la libertad, tolerantes, creyentes en una forma republicana de gobierno con la constitución en mano o sobre si van a instituir una república islámica que no va a tolerar cristianos y no va a tolerar a personas de ninguna otra religión". Segundo, no es una buena idea que el Congreso se vea envuelto en la elaboración de los planes para operaciones militares, ya que esto es propiamente de la competencia de la rama ejecutiva.

La enmienda contiene una disposición que establece que nada de lo establecido por ella podrá interpretarse como una autorización para el uso de la fuerza en contra de Siria, pero eso no es más que una hoja de parra. El senador John McCain (republicano de Arizona), el principal patrocinador de la enmienda, le aseguró al Senado que si se emprendieran acciones militares en contra del arsenal de armas químicas de Siria, por ejemplo, el Congreso tendría que verse involucrado; por lo tanto, todo lo que hace la enmienda es proporcionarle información a las comisiones de defensa de la Cámara de Representantes y del Senado. El senador Joe Lieberman (independiente de Connecticut) dejó en clara su preferencia aunque trató de cubrirse el trasero. "Para mí, y hablo solo a nombre personal, con todo respeto, involucrarme en esto a favor de la oposición en Siria lleva ya desde hace 18 meses hasta ahora". En cuanto a una zona restringida de vuelos, destacó que hay muchas opciones para imponerla, incluyendo el uso de las baterías de misiles Patriot en Turquía y Jordania para tumbar a los aviones sirios en el aire, y atacar las bases aéreas sirias con misiles disparados desde barcos en altamar. Pero Siria no es el único objetivo de Lieberman. Si Assad es derrocado, dijo, "Irán y su régimen radical va a sufrir un duro golpe".

Aunque nadie en el Senado lo quiera decir explícitamente, las posibles acciones que la enmienda propone que se estudien, serían actos de guerra y el Presidente Obama ya ha demostrado su propensión a comprometerse en actos de guerra sin las acciones del Congreso requeridas por la Constitución y por los estatutos.