McCain, Graham, Ayotte dicen que la investigación sobre Benghazi seguirá adelante a todo vapor

15 de diciembre de 2012

15 de diciembre de 2012 — En declaraciones por separado el 13 y 14 de diciembre, los senadores John McCain (Republicano de Arizona), Lindsay Graham (Republicano de Carolina del Sur)y Kelly Ayyote (Republicana de Nueva Hampshire), insistieron todos en que el retiro de la candidatura de Susan Rice como nueva Secretaria de Estado de ninguna manera afecta el propósito de una investigación cabal del ataque en Benghazi en donde fueron asesinados el embajador estadounidense Chris Stevens y cuatro funcionarios estadounidenses más.

La oficina de McCain dijo en National Review y otras agencias de noticias el 13 de diciembre que McCain continuará investigando "todos los hechos sobre lo que sucedió antes, durante y después del ataque" al consulado de EU en Benghazi.

Graham respaldo esa aseveración, Graham y enfatizó que "cuando se trata de Benghazi estoy determinado a saber qué fue lo que sucedió antes, durante y después del ataque".

Ayotte sugirió que el encubrimiento en el que Rice sobresalió no es la única preocupación que se tiene sobre lo que sucedió " después" del ataque. Ayotte dijo en National Review que "desafortunadamente, la Casa Blanca y otras agencias del gobierno le dan largas al asunto cuando se trata de aportar información relevante. Yo encuentro que esto es inaceptable... mi preocupación en relación al ataque terrorista en Benghazi va más allá de cualquier individuo en particular. Sigo preocupada profundamente por la constante falta de información por parte de la Casa Blanca y el Departamento de Estado. Con cuatro de nuestros servidores públicos asesinados, es fundamental que vayamos al fondo de lo que sucedió".

El viernes en la tarde, el Departamento de Estado se retractó de la declaración del 13 de diciembre de la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nulan, en el sentido de que la presentación de Hillary Clinton en las audiencias en la Cámara de Representantes y Senadores "dependía" de si se tenía listo el informe de la comisión investigadora.

Según el vocero del Departamento de Estado Patrick Ventrell el 14 de diciembre, Clinton se va a presentar. "Las comisiones han anunciado que la secretaria va a estar en el capitolio el próximo jueves y ese es el plan" dijo Ventrell. Según las leyes aprobadas en 1986, la Secretaria de Estado tiene que presentar ante el Congreso en un plazo no mayor a 90 días después de un incidente terrorista, un informe del Consejo de Revisión de Responsabilidades. Esos 90 días se vencieron el 11 de diciembre.

En lo que parece un intento por reducir la presión sobre la Casa Blanca, Susan Rice retiró su nombre el viernes 14 de la contienda por la Secretaría de Estado que quedará vacante cuando empiece la siguiente gestión de Obama, ya que Clinton anunció que se retirará del gobierno. A pesar de la defensa personal que hizo Obama de la candidatura de Rice, durante las últimas semanas salieron a relucir todos los antecedentes de Rice en su carrera dentro del Departamento de Estado desde donde desarrolló una relación de conveniencia con las dictaduras africanas. Esto se agregó a la fama de mentirosa que se ganó en un solo día, el 16 de septiembre, cuando trató de hacer creer al mundo que Al Qaeda no había tenido nada que ver en Benghazi. Cuando anunció su retiro de la postulación al cargo de Estado, dijo que seguiría como embajadora ente la ONU, algo que ahora también está en “veremos”.