El turbio acuerdo de Obama con la Hermandad Musulmana impulsa a los salafistas

21 de diciembre de 2012

21 de diciembre de 2012 – Pescaron al gobierno de Obama estimulando la causa del fundamentalismo islámico en Egipto, según una fuente de alto nivel en Egipto. La fuente confirmó que el gobierno de Obama ha apoyado cabalmente la campaña de la Hermandad Musulmana por establecer una dictadura, mediante acuerdos secretos negociados a principios de este año. Según el acuerdo, negociado entre un prestante personaje de la Hermandad Musulmana y funcionarios de la embajada de EU y la oficina de la CIA en el Cairo, Estados Unidos bloqueó los esfuerzos del anterior gobierno militar interino, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto (SCAF) de redactar y ratificar una constitución antes de las elecciones presidenciales. Si este proceso constitucional hubiera precedido las elecciones, el equipo encargado de redactar la constitución hubiera sido más representativo tanto de las fuerzas islámicas como seculares en Egipto. Al demorarse el proceso consituticonal hasta después de las elecciones presidenciales de junio del 2012, se posibilitó que la Hermandad Musulmana y otros salafistas más radicales dominaran la redacción.

Se espera que este fin de semana se produzca la ronda final de votación sobre la ratificación de la nueva constitución y el resultado esperado es que se apruebe la ratificación.

El acuerdo secreto entre la Hermandad Musulmana y el gobierno de Obama fue manejado por el lado de Washington, según la fuente, por una fuerza de tarea interagencial sobre la Transformación del Medio Oriente, creado en septiembre del 2011, bajo la dirección del embajador William Taylor, Coordinador Especial de Transiciones en el Medio Oriente. Fue esta red la que firmó el acuerdo con la Hermandad Musulmana. Según la fuente egipcia, bajo este arreglo, se marginan tanto a la oposición secular como a las fuerzas armadas de Egipto, y el gobierno de Obama pone todo su peso tras la Hermandad Musulmana. A pesar de este acuerdo con Washington, la Hermandad Musulmana mantiene su estrecha colusión con los mucho más radicales neosalafistas. Esto se puso más de manifiesto en las últimas semanas, cuando la protesta en contra del anuncio de una dictadura presidencial virtual por parte del presidente Mohammed Morsi resultó en millones de egipcios en las calles. Las escuadras de ataque de la Hermandad Musulmana y los neosalafistas atacaron a la manifestación pacífica y de hecho detuvieron y torturaron a cientos de manifestantes en la etapa previa a la ratificación del voto constitucional.